21 de mayo de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Los vehículos propulsados por hidrógeno y sus principales ventajas, inconvenientes y desafíos, de la mano de Eginer

Los vehículos propulsados por hidrógeno y sus principales ventajas, inconvenientes y desafíos, de la mano de Eginer

Victor Barco - 15 de mayo de 2024

Debido al impacto del sector automotor en el medioambiente, muchas empresas en esta industria dedican esfuerzos en desarrollar una movilidad sostenible, libre de emisiones contaminantes. En ese contexto, una de las alternativas menos conocidas, pero más prometedoras, radica en los vehículos propulsados por hidrógeno.

Esta tecnología representa una alternativa sostenible para el segmento, a base de energía limpia y con cero liberaciones de sustancias nocivas en los vehículos. Así lo señalan los expertos de Eginer, una empresa especializada en llaves y bombines de coches que resalta las múltiples ventajas y desafíos que afrontan este tipo de automotores.

Una innovación prometedora hacia una movilidad eficiente y sostenible

Los vehículos propulsados por hidrógeno representan una prometedora innovación hacia la movilidad sostenible. Su tecnología funciona a base de procesos electroquímicos, por medio de una pila de combustible que utiliza elementos gaseosos para generar electricidad y que, a la vez, se emplea para impulsar su movimiento.

Este dispositivo se abastece mediante tanques de hidrógeno, un elemento que, al entrar en sus celdas, se mezcla con oxígeno para producir electricidad y agua. Esta energía luego se almacena en las baterías que abastecen al motor del coche. Por su parte, las aguas residuales generadas se expulsan por el escape en forma de vapor.

Gracias a sus características, esta tecnología ofrece numerosas ventajas como sus rápidos tiempos de repostaje, que son mucho más cortos que el periodo empleado por los enchufes en los vehículos eléctricos convencionales. También son más silenciosos y poseen una mayor autonomía que estos modelos, a la vez que resultan más sostenibles y totalmente libres de emisiones contaminantes.

Además, no solo están diseñados para soportar mejor las temperaturas extremas, sino que sus motores también requieren de un mantenimiento mínimo y bastante sencillo de aplicar.

El panorama actual y los desafíos para los vehículos de hidrógeno

Pese a los notables beneficios de esta tecnología, los vehículos propulsados por hidrógeno enfrentan diversos desafíos en el mercado automotor. En la actualidad, su variedad de modelos es mínima, ya que pocos fabricantes han decidido apostar con firmeza por esta alternativa, sin llegar aún a una producción a gran escala.

Esto también implica que sus precios son significativamente altos, en la mayoría de los casos, por encima de las tarifas que representa un vehículo eléctrico convencional. Además, varios de sus componentes tienen una vida útil más limitada, como los tanques de alta presión y las pilas de combustible.

Del mismo modo, hoy en día existen muy pocas estaciones en España para repostar este tipo de coches, lo que constituye un problema logístico para sus usuarios. Sin embargo, son varios los actores en el sector automotor que aúnan esfuerzos para expandir esta red y mejorar las condiciones, con el fin de favorecer el uso de estos vehículos.

Así lo destacan los expertos de Eginer, quienes, desde su experiencia, trayectoria y cercanía en el mundo de la automoción, encuentran en esta tecnología una alternativa sostenible y prometedora para la industria.