22 de junio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

IML o cómo decorar piezas de plástico a prueba de (casi) todo

IML o cómo decorar piezas de plástico a prueba de (casi) todo

Victor Barco - 27 de mayo de 2024

Grifoll lleva más de 10 años aprendiendo junto a sus clientes las formas más eficientes de decorar piezas de plástico. Hoy, su CEO Toni Vert, cuenta todos los secretos, cosas que han funcionado y también… cosas que no tanto.

Barcelona, mayo de 2024

¿Por qué el vaso de plástico del concierto de Madonna de 1997 sigue estando como nuevo y Madonna ya está cascadilla? Porque está decorado con la técnica IML. Si se sabe cómo se hace, a Madonna le gustaría también saber el secreto. Si no se sabe, hoy se habla con Toni Vert, CEO de Grifoll, que lleva 10 años aprendiendo junto a sus clientes las formas más eficientes de decorar piezas de plástico. Y no solo vasos: juguetes, botones, tapones de botellas y hasta contenedores o cubiteras.

¿Qué es el IML?

Como su propio nombre indica, In-Mold Labeling o Etiqueta en Molde, es una técnica de decoración donde la etiqueta de polipropileno se coloca en un molde y se le inyecta plástico fundido.

La etiqueta IML pasa a formar parte integral del producto, siendo el método de decoración más duradero y de mayor impacto visual.

Además, esta técnica cuenta con numerosas ventajas como una alta calidad de impresión (offset), es resistente a la humedad y también respetuosa con el medio ambiente. 

La decisión de Grifoll de entrar al mercado del IML

En el año 2000, Grifoll adquirió la máquina de impresión offset Roland 700, lo que marcó el inicio de su evaluación en la impresión de etiquetas IML. “Aunque la tecnología aún no estaba completamente desarrollada, ya existían referentes en el mercado que fabricaban etiquetas IML.” comenta Toni Vert. 

Para Grifoll, esta decisión significó un cambio tanto de mercado como de ritmo, ya que hasta entonces se centraban principalmente en el mercado promocional.

En 2012, Grifoll comenzó oficialmente su trabajo en el campo del IML. Uno de los mayores desafíos fue la impresión en materiales de grosor reducido. La versatilidad de su máquina dificultaba los ajustes necesarios para situaciones extremas, como la impresión en materiales de 50 micras.

Para superar estas dificultades, Grifoll se enfocó en ofrecer soluciones específicas para el mercado con etiquetas especiales:

Etiquetas con Encapsulamiento: Diseñadas para múltiples lavados, estas etiquetas son ideales para productos reutilizables o utensilios del hogar.

Etiquetas con Resistencia al Roce: Grifoll desarrolló etiquetas que resisten el desgaste y la fricción, garantizando una durabilidad excepcional.

Etiquetas con Propiedades Barrera: Estas etiquetas protegen los productos de factores externos como la humedad o la luz.

Primeros clientes y primeros aprendizajes

Los comienzos nunca son fáciles, pero Grifoll se caracteriza por su versatilidad y flexibilidad ante las demandas de los clientes. Cada proyecto es una oportunidad única de aprender y mejorar, siempre manteniendo unos estándares de calidad muy altos. Y en IML no fue diferente.

Los errores iniciales también formaron parte del proceso. Por ejemplo, troquelar más de una pieza en la misma pisada provocaba que las piezas se apelmazaran y dificultaba la alimentación de las etiquetas al molde. “La comunicación constante con los clientes y el acceso a los sistemas de aplicación e inyección fueron fundamentales para resolver estos problemas.” insiste el CEO de Grifoll. “Somos ‘recomendadores’, pero la instalación y el funcionamiento dependen, en gran medida, de las artes del cliente”.

A diferencia de muchas empresas dedicadas exclusivamente al IML, Grifoll no se limita solo a esta técnica. Esta flexibilidad le permite adaptarse rápidamente a las necesidades cambiantes del mercado y ofrecer soluciones personalizadas. La capacidad de imprimir etiquetas IML a partir de 57 micras es un reflejo de esta versatilidad.

Perspectivas de futuro

En el año 2021, Grifoll realizó una inversión clave al adquirir una máquina de impresión que permite imprimir hasta 7 colores y 2 barnices en un solo paso. 

El objetivo de Grifoll es claro: convertirse en un referente en el mercado. Su enfoque no se centra en grandes volúmenes, sino en brindar servicio excepcional a pequeñas y medianas empresas. 

La combinación de flexibilidad, servicio y productos con valor añadido son la clave de su propuesta.

Grifoll