18 de junio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

¿Es legal realizar control de alcohol y drogas a trabajadores?

¿Es legal realizar control de alcohol y drogas a trabajadores?

Victor Barco - 6 de junio de 2024

Debido a los efectos negativos que puede producir el alcoholismo y el consumo de drogas tanto en la productividad y siniestralidad como en los gastos sociales de la empresa, es conveniente que las empresas cuenten con un plan actuación para prevención o asistencia.

En este sentido, EnferPuntual dispone de todo el equipo necesario para llevar a cabo pruebas de detección aleatorias o de urgencia, según las necesidades de cada organización. Con más de 15 años de experiencia en el sector, esta empresa se mantiene a la vanguardia del equipamiento tecnológico en tests de detección de alcohol y control de sustancias. 

Las empresas pueden generar un protocolo o plan de actuación para control preventivo

Con el objetivo de cuidar la salud de los empleados y para prevenir el consumo de alcohol y drogas, los expertos de EnferPuntual recomiendan elaborar un plan de actuación. Estos programas requieren de metas, metodología, medios y financiación. Además, la representación sindical debe participar en las etapas de diseño, ejecución y evaluación. Al mismo tiempo, es necesario motivar, informar y discutir con la plantilla los objetivos y estrategias de intervención a seguir.

Un elemento importante de todo plan de actuación es determinar las acciones de asistencia y facilidades para acogerse a un tratamiento, así como también los métodos de reinserción y el régimen disciplinario aplicable. Por otra parte, es necesario implementar canales para formar, sensibilizar y transmitir información objetiva sobre los efectos del alcohol y las drogas. También es fundamental disponer de una vía para dar respuesta a inquietudes.

¿Qué establece la normativa en relación con las pruebas de alcohol y drogas en el trabajo?

Según la Ley 21/1995 de prevención de riesgos laborales, el empleador tiene la obligación de garantizar la vigilancia de la salud de la plantilla y el empleado cuenta con el derecho a una protección eficaz en el ámbito laboral. Por su parte, el artículo 22 indica que es posible realizar pruebas de drogas en determinados casos. Por ejemplo, esto se puede llevar a cabo después de un accidente, en el curso de una investigación o dentro de un plan de prevención o convenio colectivo.

En particular, la comunidad valenciana posee reglamentación para todas las empresas de transporte de mercancías por carretera, logística y mensajería. Esta normativa regula la vigilancia de las conductas adictivas de alcohol y drogas de los conductores.

A su vez, el Reglamento de Ejecución (UE) 2017/373, Requisitos comunes para proveedores de servicios de gestión del tránsito aéreo/navegación aérea, regula la tasa de alcohol en aire expirado y en sangre para los controladores de las instalaciones aeronáuticas. De esta manera, los proveedores de servicios de control aéreo tienen que prevenir y limitar el uso problemático de sustancias psicoactivas como alcohol, opiáceos, canabinoides, sedantes e hipnóticos, cocaína, psicoestimulantes, alucinógenos y disolventes volátiles, con exclusión de la cafeína y el tabaco.

A pesar de que en España no existe una ley que regule la posibilidad de realizar pruebas en el puesto de trabajo, la jurisprudencia establece que toda organización mercantil puede hacerlo si cumple con ciertos requisitos, como, por ejemplo, tener un plan de actuación. Cabe destacar que las pruebas deben ser gratuitas y no se pueden utilizar de una forma discriminatoria.

Según ha publicado el sindicato CCOO la drogodependencia no es un suceso repentino, sino un proceso que pasa por el uso y el abuso. En este proceso existe una interrelación entre la persona, la sustancia y su entorno personal y sociolaboral. Por lo tanto, no solo está implicado el consumidor, sino también el contexto. En este sentido, la responsabilidad a la hora de intervenir, tanto en las causas como en las consecuencias es compartida.

La aplicación de programas preventivos en las empresas, permite que este proceso se quiebre y no se produzcan los problemas laborales y el deterioro de salud que acompaña a la dependencia. Según Sanidad Española, entre los efectos negativos atribuibles al consumo de alcohol destacan: mayor absentismo laboral, incremento de las bajas laborales y mayor tasa de accidentes. Con respecto a esto último, en una empresa donde el personal laboral ingiere alcohol u otras drogas se puede duplicar o incluso triplicar.

Por otra parte, un empleador cuenta con la potestad de obligar a un empleado a someterse a una prueba en algunas circunstancias. Esto aplica si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para él mismo u otros. También se realiza cuando esté establecido en una disposición legal relacionada con la protección de riesgos específicos y actividades peligrosas relacionadas con la actividad que realiza. 

En vista de que la legislación determina que los tests de alcohol y drogas los tiene que realizar personal colegiado, EnferPuntual es una excelente alternativa para las empresas, independientemente de su sector. Además, con el apoyo de esta firma es posible elaborar un protocolo o plan de actuación. Esto último resulta fundamental para garantizar los derechos de los trabajadores.

Diseño de un plan de actuación para la realización de pruebas de alcohol y drogas en el trabajo

El diseño de un plan de actuación para la realización de pruebas de alcohol y drogas en el trabajo es esencial para garantizar un enfoque equitativo, efectivo y legalmente conforme en la gestión de estas pruebas. Además de los aspectos previamente mencionados, es crucial considerar el objetivo final de cuidar la salud de los trabajadores, como indican las leyes y las recomendaciones de los sindicatos.

También es importante destacar el aspecto psicológico a favor de los controles aleatorios, que actúan favorablemente en la disuasión del consumo en días y horas laborables. A continuación, se detalla una guía planificada que incorpora distintos elementos que deben contener estos planes.

Política y comunicación

En primer lugar, hay que definir una política clara y explícita sobre la realización de pruebas de alcohol y drogas en el trabajo, que incluya el objetivo primordial de cuidar la salud de los trabajadores, conforme a las leyes y recomendaciones sindicales. Además, hay que comunicar esta política a todos los empleados, enfatizando la importancia de la salud y seguridad en el trabajo y el papel de los controles aleatorios en la prevención del consumo de sustancias.

Capacitación y sensibilización

También es necesario proporcionar formación a los empleados sobre los riesgos asociados con el consumo de alcohol y drogas en el trabajo, haciendo hincapié en los aspectos de salud y bienestar. Al mismo tiempo, hay que sensibilizar a la plantilla sobre la importancia de mantener un entorno laboral seguro y saludable, destacando los beneficios de los controles no arbitrarios para disuadir el consumo de sustancias durante días y horas laborables.

Protocolo de realización de pruebas

Por otro lado, hay que establecer un protocolo claro y detallado para la realización de pruebas de alcohol y drogas, que refleje el objetivo de cuidar la salud de los trabajadores y el enfoque en la prevención del consumo de sustancias. Este debe incluir la realización de controles aleatorios en días y horas laborables, con el fin de disuadir el consumo de sustancias y promover un entorno laboral más seguro y saludable.

Relación con el comité sindical

Mantener una relación estrecha y colaborativa con el comité sindical es esencial para negociar la implementación del plan de actuación y asegurar el respeto a la protección de datos y los derechos de los trabajadores. En este sentido, hay que informar a la comisión sindical sobre el objetivo del plan de actuación de cuidar la salud de los trabajadores y la importancia de los controles aleatorizados en la prevención del consumo de sustancias en el lugar de trabajo. También es conveniente elaborar planes de ayuda y la definición del régimen disciplinario.

Protección de datos

Por último, se debe garantizar el cumplimiento estricto de la normativa vigente en materia de protección de datos, asegurando la confidencialidad y seguridad de la información recopilada durante el proceso de realización de pruebas. Para ello, hay que establecer medidas adicionales de seguridad y protección de la privacidad de los trabajadores y la integridad de los datos recopilados durante los controles aleatorios.

Proteger la salud y seguridad del personal

Al diseñar un plan de actuación para la realización de pruebas de alcohol y drogas en el trabajo, es esencial incorporar aspectos relacionados con el objetivo final de cuidar la salud de los trabajadores y destacar el impacto positivo de los controles azarosos en la prevención del consumo de sustancias.

Al seguir esta guía planificada, las empresas pueden proteger la seguridad y salud de su personal, cumplir con la normativa vigente y promover un entorno laboral seguro, saludable y libre de riesgos relacionados con el consumo de sustancias.