22 de junio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

IL Consultoría ofrece servicios para mejorar el compromiso laboral de la plantilla

IL Consultoría ofrece servicios para mejorar el compromiso laboral de la plantilla

Victor Barco - 7 de junio de 2024

Dentro de cualquier organización, el fortalecimiento de los valores corporativos es necesario para mejorar el compromiso laboral de las personas trabajadoras, por lo que trabajar en la cultura organizacional es esencial. En este sentido, IL Consultoría es una empresa de consultoría estratégica para pymes que se especializa en la gestión de recursos humanos, con el objetivo de promover espacios de trabajo comprometidos, saludables, sostenibles y rentables.

El conjunto de sus servicios es ideal para los ámbitos laborales donde se detectan aspectos negativos como la falta de cohesión, confianza y colaboración entre equipos, además de una baja motivación y problemas con las metas de productividad.

Por qué son importantes los valores corporativos

Los valores corporativos son fundamentales en cualquier organización, ya que actúan como principios rectores que influyen en la toma de decisiones, en la conducta de los empleados y en la cultura organizacional. Estos valores son importantes porque proporcionan un marco de referencia para la toma de decisiones en todos los niveles de la organización, ayudando a los empleados a entender qué comportamientos y decisiones son apropiados y cuáles no lo son. Además, fomentan un sentido de identidad y pertenencia entre las personas trabajadoras lo que aumenta la cohesión del equipo y promueve un entorno de trabajo más colaborativo.

Los valores corporativos también influyen en la percepción que tienen los clientes, proveedores y la comunidad en general sobre la empresa, fortaleciendo la reputación y construyendo una marca más confiable y atractiva. Tener valores claros y bien comunicados alinea a la plantilla con la misión y visión de la empresa, proporcionando claridad sobre los objetivos y las expectativas, lo que puede aumentar la eficiencia y la eficacia organizacional.

Los valores corporativos pueden impulsar la eficiencia y la productividad al otorgar una dirección clara y una motivación intrínseca. Las personas motivadas y alineadas con los valores de la empresa tienden a ser más productivos. A su vez, valores que fomentan la invención, la colaboración y el aprendizaje continuo pueden impulsar la creatividad y la generación de nuevas ideas. Un entorno donde se valoran y se premian las nuevas ideas puede resultar en una mayor innovación.

En cuanto a la orientación al cliente, así como la calidad y el servicio, pueden mejorar significativamente cuando la organización tiene bien definidos sus valores corporativos. Cuando la plantilla entiende y comparte estos valores están más inclinados a proporcionar una excelente prestación y a cuidar la calidad de los productos o servicios ofrecidos.

Finalmente, los valores relacionados con la responsabilidad y lo ético aseguran que los empleados actúen de manera responsable y ética, evitando problemas legales y reputacionales y construyendo una cultura de confianza tanto dentro como fuera de la empresa.

De qué manera el método AIPE ayuda a mejorar el compromiso laboral de la plantilla

El Método AIPE es una metodología de trabajo que engloba diferentes herramientas y sistemas para construir o transformar la cultura empresarial. Siempre con el objetivo de encontrar el alineamiento de las personas con la empresa para promover espacios de trabajo conscientes, eficientes, rentables y sostenibles. 

El Método AIPE tiene como eje vertebral un diagnóstico y, en función del paquete de servicios contratado, se añaden otros servicios que acompañan a la transformación cultural de la empresa, creando proyectos a medida para cada organización. La ejecución de los proyectos es llevada a cabo, en exclusividad, por IL Consultoría, una compañía especializada en la gestión de personas para PYMEs.

Además, el método incluye el certificado AIPE, que es un innovador sello y certificación de gestión cultural, diseñado para evaluar y mejorar el desempeño cultural de las empresas año tras año. Este indicador no solo proporciona un marco para el desarrollo continuo, sino que también abre nuevas oportunidades para potenciar su Responsabilidad Social Corporativa (RSC).