23 de julio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Microfibras Fibratec en la construcción de bicisendas

Microfibras Fibratec en la construcción de bicisendas

Victor Barco - 11 de junio de 2024

Una de las aplicaciones más recientes en la que se han sustituido los tradicionales mallazos calzados, ha sido un tramo muy importante de la bicisenda en Sitges, Barcelona. Cuando se construyen pavimentos con unas dimensiones en las que los mallazos no encajan, la mano de obra se convierte en un inconveniente importante. Las planchas de mallazos se sirven habitualmente en medidas de 6 x 2,2 m. Esta medida no encaja para construir una bicisenda o ciclovía, cuyas medidas de ancho oscilan entre 0,8 y 1,6m. Este tipo de aplicación es perfecta para sustituir los mallazos por fibras, ya que elimina por completo la necesidad de corte y adaptación de los mallazos. 

Transportar mallazos en camión, descargar, almacenar mallazos oxidados en obra, cortar, calzar, solapar para unir mallazos es una tarea interminable y tediosa. Requiere especialización. Los accidentes laborales provocados por la manipulación de mallazos oxidados son muy frecuentes, causando en algunos casos baja de operarios. El uso de fibras de vidrio AR de Fibratec se convierte en una solución ideal.

Es posible encontrar en el mercado microfibras fabricadas de diversos materiales, siendo la de polipropileno el más conocido por su antigüedad. Sin embargo, este tipo de fibras plásticas y porosas apenas tienen resistencia a rotura por tracción. (En torno a 80N/mm2). Su función esencial es empaparse de agua en el hormigón fresco para evitar el secado brusco del hormigón y evitar en la medida de lo posible las fisuras por el secado brusco. Esta función sería muy útil si las fibras se distribuyeran de forma homogénea dentro de la masa del hormigón. Sin embargo, esto no sucede debido al reducido peso específico de las fibras de polipropilenos, que es de 0,9 g/cm3. Demasiado ligero comparado con el peso específico del hormigón 2,45g/cm3, lo que provoca que no se puedan distribuir homogéneamente y queden fibras asomándose por la superficie. Otro inconveniente de este tipo de fibras que resecan el hormigón es que el aplicador acaba añadiendo agua a la mezcla, motivo por el cual en ese hormigón aparecerán más fisuras en el futuro.

A cambio, las micro fibras de vidrio AR de Fibratec V12-AM con el mayor contenido de zirconio del mercado, se reparten de forma totalmente homogénea por toda la masa (peso específico 2,62g/cm3) y con su resistencia a rotura por tracción de 1620N/mm2 (superior a la de las fibras de acero), consiguen coser todas las microfisuras, absorbiendo las tensiones de la retracción plástica del hormigón y en definitiva, eliminando de esta forma la necesidad de la colocación de mallazos.

Para saber calcular estos espesores con la ayuda del uso de la fibra V12-AM, se puede registrar clicando AQUÍ.