23 de julio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

¿Cómo hacer rebozados y frituras sin exceso de harina o pan rallado?

¿Cómo hacer rebozados y frituras sin exceso de harina o pan rallado?

Victor Barco - 26 de junio de 2024

Las croquetas son uno de los platillos más versátiles, rápidos y fáciles de cocinar, gracias a que pueden ser de cualquier tipo de alimentos como carnes, vegetales, pescados y más. Sin embargo, en muchos casos no se tienen los utensilios necesarios para darle un rebozado adecuado que, al momento de freír, la harina o pan rallado no quede en el aceite, sino que cumpla su función alrededor del alimento.

En la tienda online de La Croquetera se han enfocado en dirigirse a todos aquellos clientes que prefieren realizar compras por Internet, por lo que han lanzado soluciones que facilitan la vida cotidiana en la cocina, como es el caso de su cedazo harinador-empanador. Se trata de un utensilio especial para todo tipo de frituras que permite dejar el alimento con la harina o el pan rallado adecuado. Con ello se mantiene el aceite limpio durante más tiempo.

Desde su fundación, esta empresa familiar ha creado productos innovadores y dinámicos para hacer la vida más fácil a sus clientes.

Las primeras croquetas de la historia 

Aunque las croquetas son muy populares en España, los Países Bajos y Sicilia, en primera instancia, este aperitivo es de origen francés. Allí, en el siglo XIX, el encargado de la cocina del rey Luis XIV, quien fue llamado “El Padre De Las Croquetas”, creó la salsa bechamel. Pero no fue hasta 1817 cuando Antoine Camere sirvió una cena en la que al chef se le ocurrió la asombrosa idea de recubrir la bechamel de una capa crujiente, naciendo así las primeras croquetas. 

¿Cómo utilizar las croqueteras?

La croquetera es un producto fácil de usar, además de tratarse de un utensilio cómodo e higiénico. Consiste en un par de tijeras en cuyos extremos se pueden colocar moldes con diferentes fines y puede ser utilizada también como pinza para ensaladas, pinzas para espaguetis, albóndigas y montaditos, pero, principalmente, para las croquetas, lo que las convierte en un utensilio multiuso. Además, este nuevo utensilio cuenta con varios moldes intercambiables con diferentes tamaños y formas, dependiendo del alimento con el que se vayan a realizar.