15 de julio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Competir con la fuga de talento y el salario emocional

Competir con la fuga de talento y el salario emocional

Victor Barco - 4 de julio de 2024

Cada año, con ayuda de estudiantes en prácticas de la Universidad Internacional de la Rioja – UNIR, TACTIO elabora un informe para recoger las principales preocupaciones y demandas de las pymes españolas, encuestadas durante la primavera verano de 2024, este barómetro se llama TACTIÓMETRO. Para analizar las conclusiones, en esta sexta edición, se ha contado con la participación de un panel de expertos quienes han destacado varias áreas clave: la competencia, la baja cualificación del personal y la productividad.

Panel de expertos analiza el TACTIÓMETRO2024 (youtube.com)

Competir con la fuga de talento y el salario emocional 

La competencia es una de las principales preocupaciones, mencionada por el 49% de las pymes encuestadas. Carmen Muñoz Jodar, Directora de Asuntos Públicos y Lobbying, señaló la alta rotación de personal y la fuga de talento como factores que aumentan la competencia interna, ya que «las empresas invierten en formar empleados que luego se marchan». Esta situación crea un desincentivo para invertir en la formación del personal, afectando a la competitividad.

Mario Monrós, Socio Director de TACTIO, enfatizó en la importancia de fortalecer el sentido de pertenencia y compartir objetivos comunes para reducir la rotación de personal y aumentar la lealtad de los empleados. «Esta estrategia es crucial para mantener una ventaja competitiva en un mercado cada vez más dinámico», expuso Mario. La necesidad de atraer y retener talento se complica aún más debido a la formación desactualizada en muchos campos, lo que agrava la competencia por empleados calificados.

La segunda demanda más destacada por el 48 por ciento de las pymes encuestadas es la baja cualificación del personal, ante esta problemática Rubén Hernández García, Director de Marketing y Comercio Internacional en ANFALUM, explica que «los recién graduados en ingeniería carecen de formación específica, obligando a las empresas a asumir la responsabilidad de su capacitación». Isabel López Ferrer, CEO de Izharia Ingeniería, subraya la «gran brecha entre la universidad y el mundo laboral», proponiendo una enseñanza más especializada desde el inicio de las carreras universitarias para preparar mejor a los estudiantes.

A colación de estas dos principales preocupaciones, Antonio Plaza, gerente de Desguaces Plaza, explicó que en su empresa se enfocan en «capacitar internamente a su personal, entrenándolos en las habilidades necesarias para comprender el negocio y contribuir a su crecimiento». En el TACTIÓMETRO2024 se observa que la falta de formación específica nunca había estado entre las cinco principales preocupaciones, pero en esta edición ha ascendido a la segunda posición, reflejando la creciente importancia de este problema para las pymes españolas.

En materia de inversión y competencia, Mario Monrós, destacó la falta de relevo generacional como un problema crítico. «Las pymes encuentran difícil reemplazar a sus líderes, lo que afecta su capacidad de inversión y competitividad», expuso Mario. Según el TACTIÓMETRO2024, el 25% las grandes empresas están preocupadas por el aumento de los costes laborales, lo que también impacta en la necesidad de personal cualificado. Antonio Plaza añadió que muchas pymes temen crecer debido a la incertidumbre y la falta de apoyo, lo cual limita su desarrollo.

El tsumani normativo y la falta de formación no impulsan la productividad 

La productividad es una preocupación significativa para las pymes. Según el informe, el 40% de las pymes encuestadas mencionaron problemas de organización interna como una de sus principales inquietudes. Mario Monrós señaló que «la falta de formación y el pequeño tamaño de las empresas limitan su capacidad para alcanzar niveles de productividad comparables a los de sus competidores más grandes». Esta situación se ve agravada por las regulaciones y normativas, que representan un obstáculo significativo para muchas pymes.

El informe destaca que un 32% de las pymes consideran crucial mejorar la organización interna para aumentar la productividad, mientras que un 36% señalan la necesidad de aumentar la formación de los empleados. En el sector de la construcción, un 41% de las empresas consideran que aumentar la formación de los empleados es fundamental para mejorar la productividad.

Isabel López Ferrer sugirió que «los empresarios deben tener una mentalidad flexible y abierta para adaptarse a los nuevos paradigmas culturales y económicos». Carmen Muñoz Jodar añadió que muchas empresas están ocupadas, pero no son verdaderamente productivas, y que «es necesario crear espacios para pensar y planificar estrategias de innovación y crecimiento». A su vez, Antonio Plaza mencionó que «aunque la tecnología permite realizar más proyectos con menos recursos humanos, las regulaciones actuales frenan la productividad de las pymes».

La brecha entre universidad y empresa 

La captación y retención del talento es un desafío constante para las pymes. Rubén Hernández indicó que «pocas empresas ofrecen planes de carrera atractivos, lo que obliga a los empleados a cambiar de empresa para progresar». Mario Monrós señaló una desconexión entre lo que las pymes pueden ofrecer y las expectativas de los empleados, especialmente los más jóvenes, que buscan flexibilidad y proyectos interesantes.

Isabel López Ferrer destacó la importancia de no moverse solo por aspectos económicos y sugirió que «las delegaciones pueden ayudar a reducir la rotación de personal». A su vez, Carmen Muñoz Jodar mencionó que después de la pandemia, «la flexibilidad se ha convertido en una demanda clave, lo que dificulta a las pymes mantener modelos tradicionales de empleo». Por otro lado, Mario Monrós añadió que «además del salario económico es esencial considerar el salario emocional para atraer y retener talento».

Desafíos de las pymes españolas

En resumen, el TACTIÓMETRO2024 revela que las pymes españolas enfrentan desafíos significativos en términos de competencia, cualificación del personal, productividad y talento. La necesidad de una transformación estructural, una formación más específica y una mayor flexibilidad son aspectos clave que deben abordarse para mejorar la competitividad y sostenibilidad de las pymes. Las opiniones de los expertos subrayan la importancia de invertir en la capacitación interna, fortalecer el sentido de pertenencia y adaptar las estrategias de gestión del talento a las nuevas demandas del mercado laboral.

Las pymes deben enfocarse en desarrollar estrategias innovadoras y adaptativas para enfrentar estos desafíos, aprovechando oportunidades para crecimiento y mejorando sus procesos internos y capacidades de formación. Esto les permitirá mantenerse competitivas en un entorno económico cada vez más complejo y dinámico. Próximamente, se publicará el informe completo del TACTIÓMETRO2024.