Comunicados

¿Es imprescindible el cabecero para tu cama?

¿Es imprescindible el cabecero para tu cama?

Publicado: 23 de enero de 2018 21:22 (GTM+2)

El descanso es la recompensa que toda persona debe otorgar a su cuerpo por todas las funciones prestadas durante el día. Son 8 horas para “recargar las pilas” y estar listos para enfrentar los nuevos retos a la mañana siguiente.

Cada persona duerme de una forma particular; muchos lo hacen boca arriba, otros boca abajo o de lado. Se trata de sentirse cómodos para conciliar el sueño, aunque eso suponga una posición incorrecta para la columna.

El lugar para descansar más utilizado en el mundo es la cama. De diferentes formas, tamaños y colores, este mueble representa uno de los bienes más preciados del hogar por todo lo que involucra para la familia.

Un elemento de importancia que proporciona un mejor aspecto a la cama es, sin duda, el cabecero. Sus funciones incluyen no permitir que la cabeza de la persona golpee la pared, además de su aportación estética, según el gusto de cada uno.

No obstante, hay quien decide no emplearlo para ahorrar dinero, o para que la habitación no parezca más pequeña visualmente. Para los especialistas, no utilizar el cabecero es un error, ya que involucra diversos aspectos que pueden perjudicar el hecho de dormir bien.

El primero de ellos tiene que ver con que el cabecero es un aislante. Es decir, mantiene una separación prudente de la cama con la pared. Con esto se evita que el frío llegue directamente a la cabeza, por lo que resulta muy necesario durante el invierno.

Otra de las razones por las que se debe usar el cabecero es que es higiénico. Es ideal para proteger la cama, la ropa de cama, para que no se caigan las almohadas, los cojines y para proteger la pared.

Toque personal

Un cabecero bien seleccionado otorga un toque de personalidad al dormitorio. Además, es conveniente para leer y ver la televisión de una forma más cómoda.

Sobre este punto, el personal de TopDormitorios, una empresa especializada en la fabricación y venta de cabeceros, bases, colchones y canapés, comenta que los cabeceros son unos tableros planos situados en la parte superior de la cama, que pueden ser elaborados con diferentes materiales.

“Un cabecero ofrece un extra de confort, proporciona mejor aspecto a la cama y cumple con una función estética. Los más utilizados son los de forja, los tapizados, de madera, pintados y los originales”, indica la tienda online de cabeceros sobre esta parte de la cama.

Dentro de la cultura Feng Shui, el cabecero está asociado a la gran montaña de protección que los antiguos sabios de esta disciplina intentaban hallar para la estabilidad de sus hogares. Al usarse en el dormitorio principal aportará mayor estabilidad a la pareja.

La adquisición de un cabecero permite a la persona descansar mejor. Incluso, según los expertos, su uso puede transmitir una sensación de seguridad. En el caso de los tapizados, estos se mantienen como la tendencia número uno en la decoración de la habitación.

Es el preferido a la hora de ver la televisión o, simplemente, leer, pues su recubrimiento acolchado permite apoyar la cabeza con comodidad.

Prolongar su vida útil

Los cabeceros necesitan ciertas labores de mantenimiento para extender su vida útil, especialmente los de forja y los tapizados. Respecto a estos últimos, se debe pasar la aspiradora para eliminar el polvo y ejecutar una limpieza con agua. También se pueden emplear otros tipos de líquidos que se adapten al material del tapizado.

Para los de forja también hay que pasar la aspiradora y limpiar con agua. En cuanto a las manchas de óxido, es preciso utilizar un producto desoxidante para garantizar mejores resultados.

Una vez finalizadas estas tareas, hay que secarlo todo para eliminar los restos del producto y aplicar una capa especial de cera con la intención de proteger el metal. Los cabeceros de forja resultan elegantes y cuentan con diseños originales, explican los expertos del portal.

Lo interesante de este material es que puede adaptarse a cualquier tendencia decorativa, ya que se trata de un material duradero. Unos de sus usos más importantes se dan en el estilo de decoración minimalista y en áreas rústicas.

Los de madera son tal vez los cabeceros más antiguos, debido a que la madera ha sido siempre un material de construcción por excelencia. Antes formaban parte del conjunto y de la base de la cama. Hoy en día, su uso se ha extendido a los palés y a la tendencia rústica.

Los cabeceros lacados en blanco también se han convertido en una tendencia en la decoración de las habitaciones.

El cabecero es una pieza importante a la hora de dormir bien, disfrutar de un buen libro o ver la televisión. Su elección dependerá de la decoración interna y del gusto del propietario.