Sociedad

FACUA se suma a la movilizaciones feministas del 8M y emite un vídeo reivindicativo

FACUA se suma a la movilizaciones feministas del 8M y emite un vídeo reivindicativo

Publicado: 7 de marzo de 2018 13:38 (GTM+2)

FACUA ha realizado un vídeo para denunciar los abusos de empresarios y políticos que atentan contra los intereses de las mujeres. El vídeo se está difundiendo con el lema #EstamosHartasDe con motivo de las movilizaciones feministas del 8 de marzo.

Desde FACUA se reclaman medidas contra la publicidad machista, el IVA de compresas y tampones así como la tasa rosa que encarece a los productos dirigidos a las mujeres y la pasividad ante el incumplimiento de la normativa proigualdad.

El vídeo, ha sido realizado por Lydia López, que junto a miles de profesionales de la comunicación ha firmado el manifiesto #LasPeriodistasParamos. En él, sus protagonistas realizan varias acciones para reforzar sus mensajes y objetivos. Como ejemplo, rompen un anuncio casposo que presenta a las mujeres “como pedazos de carne” o tiran una maquinilla de afeitar rosa para criticar a quienes tratan a las mujeres “como imbéciles pintando productos de rosa para inflarnos sus precios”.

FACUA denuncia también de esta forma a los “fabricantes machistas que nos siguen diciendo que nacimos para cocinar, limpiar y planchar”.

Al finalizar el vídeo, la voz en off lanza el siguiente mensaje:

“Somos libres, somos iguales, somos trabajadoras, somos consumidoras en acción luchando contra los abusos".

Este es el vídeo de FACUA:

Además, hace unos días, FACUA-Consumidores en Acción aprobó de forma unánime un manifiesto elaborado por su secretaria general, Olga Ruiz en el que llama a participar “en los distintos actos, movilizaciones y acciones propuestas contra la desigualdad social y laboral, la violencia machista y el uso mercantilista de la mujer en una sociedad de consumo que contribuye a profundizar la brecha de género existente”.

Este es el manifiesto:

Manifiesto 'Consumidoras en Acción: libres e iguales'

FACUA apoya la movilización feminista del 8 de marzo y llama a participar en los distintos actos, movilizaciones y acciones propuestas contra la desigualdad social y laboral, la violencia machista y el uso mercantilista de la mujer en una sociedad de consumo que contribuye a profundizar la brecha de género existente.

El #8M debe ser un día de acción y de reflexión sobre el modelo económico y social y su repercusión en la vida de las mujeres y por ello FACUA llama al activismo y a reducir ese día el consumo, esto es, las compras de productos y la contratación de servicios, a lo estrictamente necesario.

FACUA evidencia su compromiso con la eliminación de la discriminación laboral, económica y social de las mujeres y denuncia el uso y consumo de género que hace el mercado, que cosifica a la mujer y utiliza su cuerpo y su imagen como reclamo para vender productos y servicios.

Las propias prácticas de consumo ayudan a producir y consolidar roles de género que crean desigualdad y por ello FACUA llama a acabar con el machismo en los hábitos consumistas que el mercado impone con estereotipos en nuestros comportamientos de consumo. Es preciso que desde los poderes públicos y el conjunto de la sociedad se trabaje para erradicar las prácticas machistas del sistema económico y de consumo que refuerzan la desigualdad de las mujeres y atentan contra su dignidad.

FACUA también reclama a las administraciones acciones sancionadoras contra las empresas que atenten contra la dignidad de la mujer y lleven a cabo prácticas discriminatorias.

Los responsables públicos deben asumir su compromiso con la erradicación de la desigualdad y determinar qué organismos asumen estas competencias, ya que en la actualidad ninguna administración ejerce las competencias sancionadoras previstas por la Ley General de Publicidad por cuestiones de género o la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género que incluye la prohibición de la publicidad sexista.

La organización considera indispensable la denuncia de los comportamientos que implican una discriminación por cuestión de género y en este sentido mantiene una permanente vigilancia sobre la publicidad sexista, sexualización o prácticas en el mercado que atentan contra la dignidad de la mujer.
Exigimos medidas activas que acaben con este tipo de actitudes y posibiliten una mayor participación de la mujer en todas las esferas de la vida pública y privada.

Estas medidas deben abarcar aspectos globales de acceso de las mujeres a los espacios a los que aún no están en situación de igualdad, pero también en cuestiones de su día a día en la esfera laboral, social, familiar y en sus relaciones de consumo.