Comunicados

Así es la cuenta inteligente de EVO Banco

Así es la cuenta inteligente de EVO Banco

Publicado: 25 de abril de 2018 09:39 (GTM+2)

Con la llegada de la crisis, hemos asistido a un cambio radical en el mundo de la economía. No solo en las grandes cifras, sino también en la economía doméstica. El usuario medio quiere facilidad a la hora de realizar sus trámites, además de rapidez y aprovechar las ventajas de la tecnología y el mundo digital. En este entorno nació la denominada nueva banca y las cuentas inteligentes, una de las soluciones más demandadas. La cuenta nomina de EVO Banco se ajusta a la perfección a este nuevo panorama. Y ofrece una serie de ventajas muy significativas.

Dos tarjetas en una y sin comisiones

Pocos son los establecimientos que no aceptan pagos con tarjeta. Por eso, y por nuestra propia seguridad a veces, lo normal es que en nuestra cartera apenas llevamos efectivo. Los pagos se hacen con tarjeta la mayor parte de las veces. Y EVO Banco lo sabe, por lo que uno de los detalles más interesantes de su cuenta inteligente es poder contar con una tarjeta de débito y de crédito. No se trata de dos tarjetas, sino de una sola en la que se combinan ambas modalidades de pago.

Somos nosotros quienes decidimos qué se paga a débito y cuáles son las cosas que dejamos para que nos las cobran el día 5 de cada mes. Además, la tarjeta se vincula a nuestro smartphone para facilitar aún más las operaciones. Y todo ello sin que nos cobren una sola comisión.

Si nos hace falta dinero en efectivo, podemos sacarlo en los cajeros que hay repartidos por todas las ciudades. En España hay más de 12000 que nos permiten hacerlo sin tener que pagar ningún recargo. En los demás, también podemos sacar dinero sin comisión a partir de los 120 euros. Y fuera de nuestro país, la mayoría de cajeros permiten sacar moneda de allí sin que nos cobren comisiones.

Una cuenta combinada para ahorro y operaciones habituales

Si es interesante la idea de tener dos tarjetas en una, la de contar con dos cuentas en una sola no lo es menos. EVO Banco reúne en su cuenta inteligente las ventajas de una cuenta corriente y otra de ahorro.

El propósito de la cuenta principal es hacer las operaciones normales del día a día. Pago de recibos, cobro de nóminas o acceder a efectivo desde un cajero, por ejemplo. Lo que se puede esperar de la cuenta bancaria que usamos de forma habitual.

Por otro lado tenemos una cuenta destinada a nuestro ahorro. Cualquier cantidad que haya en la cuenta por encima de los 3000 euros pasa de forma automática a esta, generando unos intereses del 0,2 % anual. La liquidación de estos se hace de forma mensual, por lo que los ahorros crecen mes a mes sin que haya que realizar ninguna solicitud, de manera automática.

Tampoco en este sentido existen comisiones por mantenimiento de cuenta. Y si no queremos permanecer bajo esta modalidad y queremos dejar de tener la cuenta inteligente no hay ninguna penalización. Se puede cambiar cuando se quiera sin problema.

Cómo abrir una cuenta inteligente de EVO Banco

Para abrir tu propia cuenta inteligente no hace falta complicarse, ya que el proceso se hace de forma muy simple. No hay más que entrar en la página web de EVO Banco y seguir paso a paso las indicaciones a través de una plataforma segura. O acudir a alguna de las oficinas físicas que existen en el territorio español y solicitar la apertura de una cuenta.

En cuanto a los requisitos, básicamente se trata de 3: domiciliar nuestra nómina o pensión, mantener en la cuenta un saldo de 1000 euros a lo largo del mes y contar con algún producto contratado, como un crédito hipotecario o préstamos personal. Si eres autónomo y trabajas por cuenta propia, también puedes tener una cuenta inteligente ingresando cheques bancarios de otras entidades o recibiendo transferencias con un total de al menos 600 euros mensuales. Estos requisitos deben cumplirse en todo momento, y si por algún motivo no lo hacemos, se nos dará un aviso para seguir beneficiándonos de las ventajas de la cuenta inteligente volviendo a hacerlo o pasaremos a tener una cuenta normal.