Comunicados

La alimentación de las tortugas

La alimentación de las tortugas

Publicado: 14 de mayo de 2018 16:09 (GTM+2)

Uno de los grandes acontecimientos en la historia de la humanidad fue la domesticación de los animales. Basados en la mayoría de los casos en relaciones de cooperación, el ser humano logró hacer que una gran cantidad de animales salvajes, poco a poco, fueran incorporándose a la vida cotidiana de las personas.

Gracias a esto, son muchos los animales que ahora es posible encontrar en el hogar: desde curiosidades exóticas, como tortugas o aves, pasando por los conocidos gatos y perros. Las tortugas, a pesar de ser animales comunes, son reptiles y no es frecuente elegirlos como cohabitantes de una casa. Con el tiempo han ido haciéndose hueco en la sociedad y cada vez son más las personas que crían tortugas.

Para conocer qué comen una gran cantidad de animales domésticos y saber, asimismo, la gran variedad de animales que pueden domesticarse y tenerse en casa, puedes acceder a que-comen.net/.

El tipo de mascota

Cuando de mascotas se habla, lo que regularmente viene a la mente de quien recibe el mensaje son gatos, perros y, en algunos casos, peces. Pocas son las personas que consideran a las tortugas, a pesar de su compañía agradable y su cándido temperamento.

Se trata de animales que pasan gran parte del día en reposo o comiendo, con un movimiento extremadamente lento y que necesitan -y esto es importante considerarlo si se quiere tener una- una constante exposición al sol. Recordar en este apartado que los reptiles son de sangre fría, es decir, no regulan naturalmente su temperatura corporal, por lo que requieren de la luz solar.

La tortuga, como mascota, tiene una importante cantidad de ventajas sobre otras, como su variada y accesible alimentación.

Comida para tortugas

Quizás el punto más cómodo de mantener una tortuga sea la alimentación. Aunque dar de comer a tu mascota suele ser una tarea engorrosa cuando se habla de animales exóticos, el caso de la tortuga es una excepción.

Esto se debe a que, por el contrario de la creencia popular, las tortugas no son unas mascotas vegetarianas, sino omnívoras. Esto significa que pueden obtener nutrientes, con sus diferencias a la hora de absorberlos, de prácticamente cualquier tipo de alimento.

Según la especie de tortuga, hay piensos especialmente hechos para su alimentación, con los recursos nutricionales necesarios para que coman de ellos sin requerir del apoyo de otros alimentos extra, además de poder consumir muchos vegetales que podemos encontrar en la nevera de cualquier hogar.

¿Qué carne comen las tortugas?

Aunque parezca increíble en un primer momento, hay tipos puntuales de carne que forman parte de lo que comen las tortugasLas tortugas no sólo consumen este tipo de alimentos en cautividad, sino que también lo hacen en su vida silvestre.

Entre los tipos de carne preferidos por la tortuga, de la cual extraen las proteínas que necesitan están la carne de gusano, de lombrices, de pescado, caracoles y orugas.
Aunque tengas una tortuga como mascota es importante darle estos alimentos, aunque sea de cuando en cuando, para mantener activo su sentido de instinto. Esta recomendación se hace con muchas otras especies, como es el caso de las pirañas o de las ranas, animales exóticos que algunas personas deciden tener.

Recomendaciones de dieta

Pese a que hay alimentos que las tortugas pueden preferir, pues acopian gran cantidad de proteínas y nutrientes, las tortugas son como cualquier animal en lo que respecta a la regulación de lo que comen para el correcto estado de su salud.
Necesitan una dieta muy variada, así que ir cambiando lo que les ofrecemos a estas mascotas es necesario. Por ello, es importante darle de comer (de manera equilibrada) los tipos de alimentos que constituyen su nutrición elemental: fruta, carnes y vegetales, todos ellos con una abundante cantidad de agua que, preferiblemente, debe encharcar el hábitat regular de tu mascota. Se trata de animales que necesitan estar hidratados. Esto es un tema importante, ya que el agua les ayuda a regularse térmicamente al igual que el sol.

Lo más destacado a tener en cuenta son los vegetales. Estos deben constituir aproximadamente un 77% de su dieta, ya que de ellos extraen la celulosa, algo muy necesario para su desarrollo. Los vegetales más recomendados son la lechuga, el brócoli, la remolacha y la zanahoria.

Para contribuir a una mejor hidratación, se aconseja que las frutas que provean a la mascota sean carnosas y húmedas, como los tomates, los melones, mangos y uvas.