Comunicados

Cómo elegir el mejor seguro de vida

Cómo elegir el mejor seguro de vida

Publicado: 23 de mayo de 2018 09:31 (GTM+2)

Antes de contratar un seguro por primera vez, cambiar de compañía en busca de uno que te ofrezca mejores condiciones a tu situación actual o una mejor relación calidad precio, conviene comparar entre todos los que podemos encontrar en el mercado, analizando las diferentes condiciones y coberturas que ofrecen las aseguradoras.

Esta tarea puede resultar ardua y tediosa si tenemos que andar de una página a otra, comparando por nosotros mismos todas las pólizas, sus especificaciones y su precio, por lo que lo más habitual es que a la segunda o tercera página que visitemos estemos realmente cansados, nos demos por vencidos y elijamos sin hacer ninguna otra comparación, arriesgándonos a no acertar con la elegida.

Pero para eso han nacido las páginas de comparadores que se especializan en una temática, producto o servicio específico, en este caso en los seguros de vida, los cuales nos ofrecen los mejores seguros de vida perfectamente ordenados por precio, con todas sus especificaciones para que podamos consultarlos, cómodamente desde casa, en una sola web.

Con el comparador de seguros que hemos referenciado en el párrafo anterior, accederás a las pólizas que ofrecen las mejores compañías en pocos minutos y las mejores promociones, siempre actualizadas. Además, podrás elegir cómo pagarlo, anualmente o de forma fraccionada, pues muchas compañías de las que encontrarás aquí permiten el pago fraccionado si así lo prefieres.

Los distintos tipos de seguros de vida

Entre los distintos tipos de seguros de vida que existen, podemos destacar cinco modalidades, que son: seguros de riesgo, para casos de fallecimiento, seguros de ahorro o de jubilación, seguros mixtos y seguros de rentas y cada uno ellos tiene unas características diferentes.

  • Los seguros de riesgo temporales son un tipo de seguros de vida que se contratan para que el capital asegurado se pague a sus beneficiarios inmediatamente después del fallecimiento del asegurado, siempre que este ocurra antes de la finalización del contrato de la póliza. Cuando la persona asegurada sobrevive a ese periodo, el seguro queda cancelado y las primas pagadas quedan a favor de la compañía aseguradora. Este tipo de seguro se suele contratar cuando hay un factor de riesgo, su duración suele ser de un año y se renueva hasta un número determinado de veces. Aunque su coste no suele ser demasiado alto, sí que permite  contratar coberturas elevadas. Son los que se suelen contratar para proteger obligaciones hipotecarias, como garantía de cancelación de deudas o para proteger a la familia de forma adicional.
  • En cambio, los seguros de riego de vida entera son aquellos que tienen sus coberturas extendidas durante toda la vida del asegurado, sin plazo de expiración. La indemnización, en este caso, también se paga inmediatamente después de que se produce la muerte del asegurado, pero sin que importe la fecha en que esta se produzca.
    Hay dos modalidades: los de primas vitalicias, que son aquellos en los que las primas o cuotas se pagan durante toda la vida del asegurado, y los de primas temporales, en los que las primas se realizan solo durante unos años o hasta el fallecimiento del asegurado.
  • Los seguros de ahorro son una medida preventiva para asegurar una buena calidad de vida en la vejez, independientemente de los ingresos que tengamos en este periodo. Tienen como objetivo principal la obtención de un capital determinado al final del plazo convenido.  El objetivo que se persigue alcanzar con este tipo de seguros es la inversión a medio o largo plazo para así poder complementar las prestaciones de jubilación o para tener un capital acumulado suficiente para poder hacer frente a situaciones venideras.
  • Con la modalidad de seguros mixtos podemos tener en una misma póliza un seguro de riesgo y un seguro de ahorro, de modo que el asegurado, en este caso, queda cubierto en caso de fallecimiento (si esta situación se produjese antes del plazo acordado sus beneficiarios recibirían una indemnización) y además tiene asegurada una prestación en caso de sobrevivir a la edad estipulada en el contrato.
  • Por último, en los seguros de rentas, el asegurado contrata percibir una renta vitalicia, durante toda su vida, o una renta temporal a través de la aportación de un capital único o de la realización del pago de unas primas durante un tiempo determinado.

Si quieres seguir informándote sobre seguros de vida o estás pensando en contratar uno, no lo dudes más y entra en segurosquiero.es, el mejor comparador de seguros que encontrarás en la red.