Comunicados

¿Quién dijo que las sillas de una mesa tienen que ser iguales?

¿Quién dijo que las sillas de una mesa tienen que ser iguales?

Publicado: 2 de julio de 2018 10:00 (GTM+2)

Existe una tendencia de decoración que está causando sensación de un tiempo a esta parte, y que se deja ver frecuentemente en restaurantes y bares. Se trata de escoger distintos diseños de sillas para colocar en una misma mesa.

Son muchas las opciones de modelos de sillas entre las que elegir para una misma mesa. Se pueden escoger tan solo por sus colores, optar por diseños de un mismo estilo, cambiarlos por completo, etc. En todo caso, esta idea dará un toque distinto a la casa, a muy buen precio.

¿De qué forma puedes combinar sillas distintas?

Combinar sillas diferentes en una misma mesa es algo que se puede hacer en la cocina y también en el salón. Cuantas más sillas mejor, aunque no tienen por qué ser todas iguales. Por ejemplo, se pueden poner tres tipo silla haya y tres blancas, alternándolas en el orden en la mesa. Son colores que encajan a la perfección, a la vez que hacen un contraste.

Otra opción es combinar sillas de diferente diseño pero dentro de un mismo estilo. De este modo, se puede apostar por ejemplo por una serie de sillas clásicas, rústicas o de cualquier otro estilo, dándoles un toque distinto a cada una pero dentro de un estilo en común.

Los más atrevidos siempre pueden decantarse por una combinación de sillas totalmente distintas entre sí. De hecho, la forma más radical de innovar es elegir modelos muy diferentes: una clásica, otra rústica, otra de diseño, etc. Aunque pueda parecer un tanto estrafalario, lo cierto es que el resultado puede ser simplemente ideal.

Yendo un paso más allá, siempre se puede combinar sillas con taburetes. Una opción perfecta cuando no se cuenta con demasiado espacio, y bastante funcional si este es reducido y se quieren tener sitios adicionales.

Lo que puedes ganar si te decides a combinar sillas diferentes en la mesa

Lo primero que se consigue es originalidad en casa. Esta tendencia tiene la capacidad de hacer que la estancia sea absolutamente distinta a lo que se puede ver en cualquier hogar. Lograr ese toque diferenciador puede resultar muy costoso con otras tendencias.

Por otro lado, es una manera de aprovechar unas sillas que de otra manera se acabaría por tirar. Cuando se tiene que reformar la casa y se cuenta con sillas de distinto tipo, estas se pueden restaurar o darles una pintura nueva para que formen parte de esta curiosa decoración. Así se les da un segundo uso a estos elementos.

No hay que olvidar tampoco que esta tendencia supone un gran ahorro a la hora de decorar. Aprovechar las viejas sillas o comprarlas por unidad cuando tan solo queda restos en stock, puede hacer que se ahorre una cantidad importante. Si se está haciendo reformas, esto es bastante de agradecer, por cierto. Tal como se puede observar, son muchas las razones para animarse a poner sillas de diferente tipo en una misma mesa, y el resultado será siempre espectacular.