El Prenda de La Manada rompe su silencio y se defiende ante los medios

Ha criticado el cierre de una página de Facebook que lo apoyaba: "ha durado menos que Pablo Iglesias en un barrio obrero"

Ángel Prenda, uno de los cinco miembros de La Manada acusados por un delito de abuso sexual a una joven durante la celebración de los Sanfermines en 2016, ha roto su silencio ante los medios de comunicación y se ha mostrado “muy agradecido” a las personas que abrieron una página de Facebook para mostrarle su apoyo que ha sido “cerrada en dos días”, considerando que esta clausura es “la viva imagen de la democracia”.

Así lo ha manifestado ante los periodistas que se concentraban a las puertas de los juzgados de Sevilla, donde los cinco condenados tienen que acudir a cumplir con la obligación de firmar cada viernes, además de los lunes y miércoles, en la Oficina de Presentaciones, medida impuesta por la Audiencia de Navarra en el auto que ordenaba su puesta en libertad provisional hasta que la sentencia sea firme.

José Ángel Prenda considera que su club de fans ha demostrado “mucha personalidad” pese a que la iniciativa ha durado “menos que Pablo Iglesias en un barrio obrero”. “Nos han colgado de un puente, nos han dicho violadores, y a pesar de que tres jueces han dicho que no, nos lo siguen diciendo. Pero por eso no pasa nada”, ha contrapuesto en referencia a unos muñecos que simulaban estar ahorcados en un puente de Pamplona.

Los comentarios están cerrados.