Comunicados

Cómo vender productos en internet

Cómo vender productos en internet

Publicado: 1 de agosto de 2018 08:33 (GTM+2)

El Dropshipping es uno de los métodos más utilizados de productos para vender por internet. Sus costes son mucho más bajos que en otro tipo de negocio, pero requiere de un estudio y trabajo diario para que dé sus frutos.

Mediante este método, al realizar una venta, será la persona encargada de suministrarnos ese producto quien estará al cargo de almacenar la mercancía y de realizar el envío a nuestro nombre.

Ventajas

No es necesario hacer una inversión de capital demasiado elevada para empezar a vender mediante este sistema.

No hace falta que estemos preocupados por la parte de la logística, ya que será nuestro mayorista quien la realice. De este modo podemos centrarnos únicamente en la parte comercial.

Podemos tener un listado de productos mucho más amplio y que esté siempre actualizado.

Al ahorramos una gran cantidad de dinero en cuanto a stock, podemos realizar mayores inversiones para publicidad, promocionando así nuestra tienda y logrando que las primeras ventas las hagamos cuanto antes.

En cuanto a las devoluciones y el soporte, por norma general, es la misma persona que realiza dropshipping quien se encarga de ellas.

Cómo vender

Uno de los factores que más gente tiene en cuenta a la hora de vender es la elección de la persona. Esta debe cumplir unos requisitos fundamentales que se basan principalmente en que sea responsable, cumpla con los tiempos asignados en el envío y, por último, que nos proporcione unos márgenes asequibles en el caso de que queramos hacer algún tipo de reclamación o devolución.

También hay que pensar en el margen de beneficios que tenemos para nosotros. Como emprendedores tenemos que tener en cuenta que debemos pagar a los mayoristas, así como las diferentes campañas de publicidad o todo lo que tenga que ver con nuestro negocio. Un porcentaje asequible (siempre dependiendo de lo que estemos vendiendo) sería alrededor del 30 %, de este modo los precios no serán excesivamente altos y tendremos más margen para maniobrar o hacer descuentos en el caso de que sea necesario.

Un consejo es que, al empezar nuestro negocio de Dropshipping, simulemos un envío a alguien conocido para conocer por nosotros mismos cómo trabaja la empresa de transporte, saber cómo lo hacen, el tiempo estimado que se tarda, si hacen o no alguna referencia a nuestra tienda y todo lo que nos pueda interesar para saber si trabajar o no con ellos.

Es importante que trabajemos únicamente con un proveedor de cara al público, pero lo es más tener varios en reserva en caso de que el primero falle. Si tenemos más de uno y el cliente pide a ambos, únicamente pagará el gasto de envío de uno, aunque reciba dos paquetes, el resto del transporte tendremos que hacerle frente nosotros.

Si ya tenías pensado de antemano montar una tienda de Dropshipping, no lo hagas con todo el catálogo desde el principio. Es mejor introducir primero aquellos productos que mejor pinta tengan y los que más búsquedas tengan en Google y poco a poco ir ampliándolo e ir añadiendo imágenes, descripciones y todo lo que necesites para llamar la atención del consumidor.