Sociedad

Abrirse paso en el mundo gracias al dominio del inglés

Abrirse paso en el mundo gracias al dominio del inglés

Publicado: 10 de octubre de 2018 19:01 (GTM+2)

Desde siempre, los estudios han apuntado a que aprender una lengua extranjera trae grandes beneficios a nivel cognitivo, en especial cuando este aprendizaje se inicia en los primeros años de la vida, ya que aumenta la concentración y la capacidad verbal de las personas, entre muchas otras cosas.

En la etapa adulta, el dominio de una lengua no nativa permite abrir muchas puertas laboralmente. Sobre todo si se trata del inglés, idioma oficial de más de 50 naciones en el mundo. En cualquier país que se visite, al menos un porcentaje de la población lo hablará, de allí que se le considere universal.

Certificarse en inglés

El sueño de muchas personas durante su época universitaria es realizar una especialización en el extranjero y luego conseguir un empleo en una empresa con operaciones a escala internacional. De este modo tendrían la posibilidad de viajar por diversos países y conocer más del mundo. Otros, por su parte, quieren establecer sus propias compañías y así poder realizar operaciones comerciales en el exterior.

Un denominador común que tienen la mayoría de estos sueños, es la necesidad de que las personas se certifiquen en inglés. Sin duda alguna, este es un factor fundamental cuando se quiere crecer en el mundo laboral y empresarial.

Actualmente existen distintos exámenes de habilidad en este idioma que se emplean en el mundo, algunos con mayor popularidad y aceptación internacionalmente, tanto por las instituciones oficiales como por las empresas.

El examen TOEFL (Test of English as a Foreign Language) o prueba de inglés como lengua extranjera en su traducción al español, en la actualidad es requerido por más de seis mil instituciones en 136 países. Su calificación se utiliza como requisito para cursar estudios en el extranjero, pero también para acceder a visas en algunos países, ya sea de residente o de estudiante.

Prepararse para la prueba

Realizar un curso de TOEFL es una herramienta muy útil en todo este proceso de certificación. Además de tener los contenidos actualizados y adecuados a las exigencias actuales, los participantes podrán recibir la formación de profesores nativos y realizar simulacros antes de la prueba final.

Los profesores nativos representan una ventaja superior académicamente, ya que el TOEFL no solo se encarga de evaluar los conocimientos de las personas en el inglés, sino de la comprensión de su estructura, teniendo en cuenta que una simple palabra o verbo mal empleado llega a cambiar por completo el sentido de cualquier oración, y por ende se terminará por decir algo muy diferente a lo que se quería.

La idea es que el postulante tenga un mayor dominio del idioma, al igual que lo comprenda más rápido cuando lo lea o lo escuche. De este modo, también aumentará su confianza y por tanto su capacidad de respuesta ante diferentes situaciones, como por ejemplo una entrevista de trabajo o en alguna exposición académica.

Estudios adaptados a cada estudiante

Esta prueba está basada en cuatro diferentes secciones. El estudiante es evaluado en sus capacidades de comprensión y respuesta en inglés escrito, hablado, escuchado y leído. Esto quiere decir que cada uno tiene la oportunidad de reforzar sus conocimientos en el área que más necesite o de manera general en todas.

Al estar compuesto de cuatro secciones, cada una de ellas tiene una valoración de 30 puntos. Los niveles de aprobación están referidos al Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MCER) y se establecen de la siguiente forma:

  • Desde 57 y hasta 86 puntos equivale a B1
  • Desde 87 y hasta 109 puntos equivale a B2
  • Desde 110 a 120 equivale a C1

Aunque existen tres diferentes modelos del TOEFL, el que más se acepta en el extranjero es el online, conocido como Internet Based TOEFL. Para aplicarlo, debe acudirse a un centro autorizado por la institución educativa estadounidense creadora de este modelo, la Educational Testing Service (ETS). El examen es impartido 50 veces al año en fechas previamente establecidas, y el único requisito para poder presentarla es pagar 200 euros.

Ya sea que se busque la certificación para crecer laboral o académicamente, debe asumirse esta preparación con la responsabilidad que supone. Es importante que el postulante cuente con una preparación previa adecuada con su caso en particular, ya sea que tenga algún conocimiento del idioma o por el contrario sea nulo, hay alternativas para todos.