09 de diciembre de 2023
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

La lectura para niños refuerza los valores y desarrolla la inteligencia emocional

La lectura para niños refuerza los valores y desarrolla la inteligencia emocional

Miguel Ángel Olimpo - 29 de octubre de 2018

La lectura es una actividad de especial importancia para el desarrollo intelectual y emocional de los niños. La lectura es mucho más que saber descifrar letras e interpretar su significado, a través de ella se crean nuevas redes neuronales a medida que el niño va aprendiendo.

Mientras el niño lee, su cerebro está en plena actividad y el mensaje recibido queda totalmente asentado en su memoria emocional para siempre, por eso es importante fomentar el hábito de la lectura en los niños como herramienta para el aprendizaje de valores humanos.

El poder de la lectura

En este punto, es significativo resaltar que la lectura es importante para la transmisión de valores y la gestión de las emociones, que es lo mismo que decir desarrollar su inteligencia emocional.

Los niños están en una etapa de la vida donde las emociones están a flor de piel; alegría, tristeza, enojo, ansiedades, etc., por lo que deben aprender a tener conciencia sobre sus propias emociones, las ajenas y saber gestionarlas, esto es lo que conocemos como inteligencia emocional.

Si un niño no aprende a gestionar sus propias emociones, es decir, a vivir las emociones de manera inteligente, su vida como adulto estará marcada por un permanente estado de desequilibrio emocional. Por ejemplo, si un niño ha sido irritable y se deja llevar por sus rabietas hasta estremecer a su familia, seguramente como adulto será una persona dominada por el enojo, la mala actitud, la desconfianza y hasta la insolencia.

La lectura en la gestión de la inteligencia emocional

Ahora bien, los padres juegan un factor elemental en la inteligencia emocional de sus hijos.

¿De qué manera? Si los padres no permiten que sus hijos hagan tareas de acuerdo a sus edades y capacidades, sino que lo hacen todo por ellos (vestirlos siendo ya mayores, hacerles las tareas, hablar con sus maestros por ellos, etc.) les están reforzando sentimientos de inferioridad que los marcarán por el resto de sus vidas, de igual modo, si los padres mantienen a sus hijos en una eterna zozobra nerviosa por hacer todos sus deberes de forma rápida y perfecta, comer rápido, ducharse en pocos minutos, salir corriendo de la casa porque es tarde, etc. sembrarán en los niños sentimientos de ansiedad.

Es por eso que la lectura es una herramienta muy importante para la maduración de su inteligencia emocional.

En este sentido, la EDITORIAL INFANTIL Y JUVENIL BABIDI-BÚ cuenta con una extensa lista de libros infantiles diseñados especialmente para desarrollar la inteligencia emocional de los niños y adolescentes. Una adecuada gestión de la inteligencia emocional en los niños, potencia habilidades personales que les ayudarán a canalizar mejor los sentimientos cuando llegue la difícil etapa de la adolescencia.

No se trata de que los niños y adolescentes nunca sientan enfado, ansiedades o miedos, sino que aprendan a identificar esos sentimientos y que sepan controlarlos para su propio provecho, de eso trata la inteligencia emocional.

Es por eso que los libros de la EDITORIAL INFANTIL Y JUVENIL BABIDI-BÚ han sido meticulosamente revisados por psicopedagogos y demás especialistas para enseñar a los niños y jóvenes a desarrollar su inteligencia emocional.

Los libros infantiles se basan en hermosas historias con personajes que viven emociones similares a las que experimentan los niños y terminan con una sabia enseñanza práctica, para que los lectores sepan gestionar sus sentimientos tal como lo hacen estos personajes.

De igual modo, los libros dirigidos a adolescentes se basan en historias y novelas que inspiran a imaginar e identificar sus emociones para afrontar los retos que les vendrán con seguridad y decisión. Los adolescentes están en esa etapa en la que aún quieren mantener los privilegios de niños, pero a la vez, la sociedad demanda de ellos un comportamiento de adultos, lo que genera ansiedad, enojo y frustración.

Si tales sentimientos no fueron gestionados de forma adecuada cuando eran niños, difícilmente podrán controlarlos siendo adolescentes, por eso es vital una buena lectura que ofrezca valores e inteligencia emocional.

Importancia de la lectura en la inteligencia emocional

Como ya hemos explicado, la lectura refuerza los valores en los niños y adolescentes para la maduración de su inteligencia emocional. El hábito de la lectura tiene muchas ventajas que vale la pena repasar:

Nunca es demasiado pronto para desarrollar en los niños el amor por la lectura. Lo importante es crear vínculos padres-hijos a través de la lectura para la enseñanza de valores y el desarrollo de la inteligencia emocional.