Andalucía

El TSJA prioriza la vía penal sobre si la Junta de Díaz concedió la mina de Aznalcóllar irregularmente

El TSJA prioriza la vía penal sobre si la Junta de Díaz concedió la mina de Aznalcóllar irregularmente

Publicado: 27 de noviembre de 2018 13:06 (GTM+2)

Susana Díaz, secretaria general de la organización PSOE-A

Susana Díaz, secretaria general de la organización PSOE-A

Anoche Susana Díaz mintió al decir que no había casos de corrupción bajo su gobierno olvidando el Cartel del Fuego o la presunta concesión fraudulenta de la mina de Aznalcóllar, entre otros muchos como le recordó Teresa Rodríguez.

Esta adjudicación, la de la rica mina de Aznalcóllar, se realizó bajo el Gobierno de Susana Díaz y está siendo investigada por si hubo presuntos delitos de corrupción.

A su vez, tiene un proceso contencioso-administrativo abierto por dicha concesión pública de la explotación del rico yacimiento minero que causó el mayor desastre mediambiental de España en época de Chaves.

La empresa adjudicataria, Mina Los Frailes, no existía cuando le fue concedida dicha mina, ni tenía siquiera la autorización medioambiental requerida, pero aún así se la llevó.

Esta empresa pertenece al grupo México, el causante curiosamente del mayor desastre medioambiental del país centroamericano.

El TSJA, Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, ha decidido suspender la vía contencioso-administrativa hasta que se resuelva el proceso penal abierto atendiendo así a la petición de Emérita, la empresa que quedó fuera del contrato y que denunció irregularidades en la concesión.

Según informa andaluciainformación.com, la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA así lo ha establecido en un auto del 21 de noviembre al existir un proceso por la vía penal en el Juzgado de Instrucción número 3 de Sevilla.

La Junta de la señora Díaz, junto con la multinacional mexicana y su filial, salen derrotadas de esta decisión tras intentar seguir con el proceso administrativo a pesar de estar abierta la causa penal.

El TSJA establece que dada “la identidad sustancial de los hechos sobre los que versan ambos litigios no ofrece ninguna controversia más allá de una pretendida preferencia del orden contencioso-administrativo", por lo que ordena suspender este proceso "hasta tanto sea objeto de resolución la vía penal" que "investiga los mismos hechos".