Sociedad

La imaginación es una herramienta para ampliar nuestro conocimiento

La imaginación es una herramienta para ampliar nuestro conocimiento

Publicado: 19 de diciembre de 2018 17:35 (GTM+2)

Si queremos entender el mundo tenemos que ser capaces de transportarnos en el tiempo. Conocer otras civilizaciones y culturas es clave para una mejor compresión de la historia y de uno mismo.

Hay series y novelas de ficción que presentan como una realidad la posibilidad de transportarse, físicamente, en el espacio y en el tiempo. Es un deseo que tenemos los seres humanos el querer conocer otras épocas, culturas y civilizaciones. Sabemos que esto no es posible, es sólo una ilusión. Pero, sí que podemos hacer uso de nuestra imaginación y transportarnos en el espacio y tiempo. Para lograr este objetivo es necesario estimular nuestra mente, alimentar la imaginación.

Observar y visitar

Son varias las formas en las que uno puede estimular la mente y transportarse a otros lugares y épocas. La naturaleza nos aporta mucha información a este respecto. Observar el cielo, la tierra, el mar y los animales es una de las mejores técnicas, pues nos proporciona muchísimos datos sobre la geografía y la cultura. Por ejemplo, meditar en la raza angus de toros nos transporta a las montañas y valles de Escocia. El tamaño, porte y fuerza de este animal nos hace pensar en la fuerza que deberían tener los ganaderos del medievo.

Otra opción para transportarnos en el tiempo es el turismo histórico. Europa es un referente en este sentido, pues aún se conservan muchos monumentos históricos de épocas pasadas. Países como España, Austria y Escocia han invertido mucho tiempo y dinero en restaurar y mantener éstos.

Los castillos nos transportan con facilidad a otras épocas y civilizaciones. El contemplar estas obras arquitectónicas estimula la imaginación, y hace que visualicemos acontecimientos vividos años atrás en esos mismos escenarios. Por ejemplo, visitar el patio de armas de un castillo nos transporta en la historia a épocas como la de los Reyes Católicos. Podemos imaginarnos el ruido de los trajes de guerra, de los cañones, las espadas o los gritos de desesperación y alegría de los residentes de palacio. Una visita guiada por los pasillos y diferentes apartados de estos monumentos nos hará comprender el porqué de muchas decisiones tomadas en el pasado, y la evolución de la cultura hasta nuestros días.

El espectáculo y la recreación

Los espectáculos circenses son otra de las ayudas para transportarnos de lugar y época. La mayoría de estas compañías se centran en números espectaculares de acrobacia y equilibrio. Éstos llevan mucha carga cultural, aportan muchos detalles sobre sus orígenes en antiguas civilizaciones y culturas del oriente y occidente.

Acudir al circo es como viajar, en el tiempo y de lugar, sin movernos del asiento. La vestimenta, el maquillaje, los escenarios y la actuación de los personajes hará que nuestra imaginación viaje a lugares antiguos como la India, Mongolia, China, Grecia o Roma. Compartir esta experiencia con nuestros seres queridos grabará en nuestras mentes recuerdos increíbles y dará lugar a buenas conversaciones. Seguro después de un espectáculo de éstos queremos conocer más sobre civilizaciones antiguas. En TodoCirco.com se informa acerca de cuándo y dónde son estas actuaciones y cómo poder disfrutar de ellas.

Finalmente, otra opción para transportarnos de época es recrear acontecimientos históricos. Esta es una forma muy interesante y divertida de revivir situaciones del pasado, además puede resultar muy fascinante. Recuperar el vestuario, las herramientas y los lugares hará que se genere un ambiente especial en los participantes del evento.

La organización de eventos requiere de mucho orden y trabajo. Para estas ocasiones es mejor contar con la ayuda de los profesionales. Ellos cuentan con los contactos y medios para gestionar este tipo de proyectos. Pueden ayudarnos a organizar bodas u otros acontecimientos ambientando escenas del pasado. Seguro pasaremos un buen rato de ocio en eventos de este tipo.
Transportarnos en el tiempo y en el espacio es posible si usamos nuestra imaginación. Es un ejercicio que nos enriquecerá como personas, pues nos ayudará a comprender culturas y civilizaciones del pasado. Como resultado valoraremos más las comodidades presentes e intentaremos recuperar la educación y respeto del pasado.