Sociedad

Segundo mes de embarazo, características importantes

Segundo mes de embarazo, características importantes

Publicado: 4 de enero de 2019 20:28 (GTM+2)

El segundo mes de embarazo comprende desde la semana 5 a la 8. Es un período muy delicado en la vida del feto, la mujer embarazada debe extremar los cuidados en esta etapa, ya que el riesgo de aborto es más alto. Además, es cuando se desarrollan todos los órganos, así que hay que cuidar mucho la alimentación y evitar la exposición al tabaco y al alcohol.

Segundo mes, semana a semana

A las 5 semanas de embarazo es posible que la madre se entere que está embarazada, es un momento muy emotivo, sobre todo si es la primera gestación. Además, por el incremento de las hormonas en la sangre, tendrá muchos cambios de humor, en un momento estará llorando por una tontería y al siguiente en éxtasis de felicidad, todo esto es normal y disminuirá con el avance del embarazo. Para este momento el feto mide unos dos milímetros, la madre no lo siente todavía y no se nota el embarazo. Las náuseas y vómitos se hacen presentes y la mujer experimenta un cansancio inusual y mucho sueño. Con respecto al embrión, comienza a formarse el tubo neuronal, que más adelante se convertirá en el cerebro y el embrión se comienza a dividir para formar los órganos.

A las 6 semanas de embarazo se suman a las molestias el estreñimiento, congestión nasal, exceso de salivación y ardor en el estómago. El embrión mide aproximadamente cuatro milímetros, se le forman dos huecos en la cabeza que más tarde serán los ojos, el tubo neural comienza a cerrarse y lo más importante, el corazón comienza a latir. Es probable que en esta etapa, el médico calcule la fecha del parto. Para ello, se debe contar desde el primer día de la última menstruación, 40 semanas. La mayoría de los bebés nacen dos semanas antes o después de esa fecha. Se considera que un bebé es a término, si nace entre la semana 37 y la 42.

A las 7 semanas de embarazo el embrión crece drásticamente, prácticamente dobla su tamaño y al finalizar la semana mide aproximadamente 12 milímetros. Los órganos siguen en desarrollo, el corazón se ha dividido en dos cámaras, los pulmones tienen ya un bronquio primario, el cerebro ha aumentado mucho de tamaño, lo que hace que la cabeza del feto sea mayor en comparación con el resto del cuerpo. El intestino ya está en formación y algunos órganos ya funcionan, como por ejemplo el páncreas que ya segrega insulina. La madre continúa con las molestias propias del embarazo, las náuseas no han disminuido ni los cambios de humor. Aunque no se nota todavía la barriga grande, es posible que sienta la ropa apretada y se sienta hinchada.

A las 8 semanas de embarazo la placenta comienza su función y proveerá al feto de oxígeno, nutrientes y agua. La cabeza empieza a tomar forma, todavía es muy grande y echada hacia adelante pero ya se distinguen las orejas, los ojos y los labios; la nariz comienza a definirse. Los dedos de pies y manos ya se formaron, aunque todavía están unidos con una membrana. La madre comenzará a sentir calambres en el bajo vientre, eso se debe a que el útero comienza a distenderse, aunque en esta etapa todavía no se nota. Esta distensión puede afectar el nervio ciático, produciendo molestias en la parte baja de la espalda y las piernas; también afectará la vejiga, por lo que podría experimentar frecuentes ganas de orinar.

Cómo alimentarse

Es importante durante toda esta etapa cuidar la dieta. La alimentación debe ser rica en calcio, hierro y ácido fólico para asegurar que no haya deficiencias en estos nutrientes. El hierro es necesario por el aumento del volumen de sangre durante la gestación y además, porque participa en la creación de tejidos del feto. El calcio contribuye a la formación de huesos, el corazón y músculos. El ácido fólico es recomendado incluso antes de la concepción, porque interviene muy temprano en el embarazo y previene las alteraciones en el tubo neural. Es importante evitar la comida basura y el exceso de dulces y frituras, de manera que no haya aumento excesivo de peso.