Sociedad

La moda de los piercings

La moda de los piercings

Publicado: 14 de enero de 2019 18:37 (GTM+2)

La perforaciones de piercing han sido consideradas como una nueva moda desde los años 70, cuando era usada con el movimiento punk. Hoy en día es popular entre las mujeres como una herramienta que las hace lucir más atractivas.

Pero también se debe considerar que es un procedimiento que tiene muchos riesgos debido al cuidado que debe tener. Las personas deben tener en cuenta ciertas medidas para evitar posibles peligros con la cicatrización. Si se siguen las indicaciones de manera correcta, entonces podría ser un “body art” con la novedad de miles de modelos y áreas en el cuerpo que puedes elegir.

Piercing, una moda desde hace mucho

Como se ha dicho anteriormente, el piercing surgió y se popularizó en los años 70 con el movimiento punk, y desde ese momento se ha considerado una moda. El piercing es la perforación de una parte del cuerpo para insertar pendientes u otros adornos de joyería. Su objetivo principal en las mujeres es siempre enfocado en decorar, hacer lucir el cuerpo más sensual y estar a la moda.

Diferentes piercings de moda

Existe una gran variedad de modelos y zonas en las que colocarlos. Por eso, antes de acudir a la perforación del cuerpo, es importante saber en qué sitio en específico se perforará y dependiendo de esto cuál es el estilo más adecuado.

Piercings faciales

Las perforaciones faciales pueden ser en la oreja, nariz y ceja.

  • Oreja: Es el lugar más indicado y tradicional para los piercings, ya que es el lugar más adecuado donde la perforación es menos dolorosa. En el caso del cartílago, puede ser más de más riesgo y dolorosa porque esta zona tiende a infectarse fácilmente.
  • Nariz: Debido a la humedad es una zona que se infecta con gran facilidad. Además, se pueden tener problemas con el cartílago.
  • Ceja: La perforación en esta zona solamente es recomendada cuando es lateral, porque en el centro de la ceja hay nervios y vasos que si son perforados pueden perjudicar el conducto lacrimal y provocar incluso la caída del vello de la zona.

Piercings orales

Los piercings orales pueden ser en la lengua o labio. Estas perforaciones son consideradas un poco más delicadas debido a la cantidad de bacterias que tiene la boca, que puede provocar una infección durante las primeras semanas. Además existen otros inconvenientes, como desgaste o fractura de los dientes porque el piercing golpea constantemente, daño en las encías o inclusive puede quedarse atascado, lo que implicaría una intervención quirúrgica. Por lo tanto, los cuidados básicos en estas perforaciones deben ser más estrictos y evitar ciertos alimentos o bebidas como picante, alcohol, chicle, etc.

Piercing corporal

En este caso, las perforaciones más comunes son ombligo, pezón, y cuello. Y al igual que los piercings orales, estos requiere de una higiene adecuada para prevenir infecciones. Por ejemplo, no se puede usar maquillaje ni cremas, también se debe hacer uso de ropa cómoda y holgada para no irritar la herida y que pueda cicatrizar correctamente.

Algunas recomendaciones para tener un piercing de moda sin infecciones

  • Es necesario que las condiciones higiénicas sean las más adecuadas, ya que de esto depende la cicatrización y el riesgo de infecciones. Debe haber una limpieza diaria con el equipamiento especializado, una buena ventilación y regulación. Asimismo, es importante lavarse las manos cada vez que se va a manipular el piercing.
  • Después de la perforación es posible que se formen costras, que pueden ser retiradas con bastoncillos húmedos y evitar arrancarlas.
  • Colocar suero fisiológico tras haberse lavado la herida con agua y jabón.
  • No usar cremas o maquillaje durante el proceso de cicatrización.
  • Evitar bañarse en piscinas debido a que la lejía puede perjudicar la curación de la herida.
  • No usar ropa muy apretada que pueda lastimar o rozar la perforación.
  • Evita cambiar el pendiente hasta que la cicatrización de la herida se cierre por completo.
  • Si se experimenta inflamación o infección, consulta con un médico.