Sociedad

Cómo no adorar a un pastor alemán que hace fila para comprar gasolina

Cómo no adorar a un pastor alemán que hace fila para comprar gasolina

Publicado: 1 de febrero de 2019 18:38 (GTM+2)

Para evitar un comportamiento sobreprotector o agresivo en un perro pastor alemán, es importante socializarlos desde muy temprana edad y adiestrarlos en la obediencia y fidelidad.

Deben estar siempre expuestos a otras personas y a otras mascotas y sobre todo a la familia, incluso a amigos y personas del vecindario, bajo supervisión y nunca deben encerrarse en un patio o caseta, ni solos, ni acompañados de otros perros.

Es una mascota muy lista y fácil de adiestrar, son muy activos y disfrutan mucho cuando tienen que hacer algo, por lo que es necesario que realicen mucho ejercicio diario para que no se vuelvan excitables o muy nerviosos.

Inteligencia y solidaridad en un pastor alemán

Durante la reciente crisis de gasolina en México sucedió un hecho curioso en la avenida Guerrero de la Alcaldía Cuauhtémoc, la situación causó sorpresa, sonrisas y ternura en los presentes que observaron la curiosa escena, mientras los coches y paseantes miraban con estupor.

Max es un encantador y adorable perro pastor alemán que se hizo viral, después de que fuera visto y fotografiado haciendo fila con un bidón en su boca, para comprar gasolina en una estación de servicio. Al parecer, la situación de escasez también afectó al adorable peludito de 4 patas.

El perro esperó pacientemente en su fila para comprar la gasolina de su dueño y mientras acaparó la atención de los presentes, se robó el cariño y la admiración de los impacientes mexicanos que debían esperar para comprar el tan ansiado combustible.

La foto del pastor alemán esperando para comprar gasolina se hizo viral y después, varias personas que pernoctaban en el lugar grabaron videos que colgaron en distintas redes sociales. Algunos aseguran que Max le estaba cuidando el puesto a su amo en la fila de compradores, mientras este hacía una rápida diligencia por el lugar.

Otros comentaron que el adorable perro solo estaba jugando con su dueño, pues detrás de él estaba una persona cuidándole e incluso le pasó el bote a su boca cuando se le cayó al suelo. Lo particular del caso es que la solidaria mascota esperó tranquilamente su turno, hasta comprar un poco de combustible, con el que él y su dueño pudieran moverse en su coche con total tranquilidad.

Un poco de su historia acerca del pastor alemán

Alemania es el país – como bien lo indica su nombre – donde se originó esta raza de perros a finales del siglo XIX, y fueron el resultado de distintos cruces de perros para pastoreo. Fue sometida a una selección muy rigurosa y de esta forma evolucionó rápidamente.

En Reino Unido fueron conocidos como alsacianos, pues los aficionados y amantes de esta raza querían protegerlos de los sentimientos anti alemanes, que estaban muy de moda en ese momento, a causa de la Segunda Guerra Mundial.

Ingresaron en los Estados Unidos con algunos soldados norteamericanos que regresaban a sus hogares al terminar la primera guerra y rápidamente acapararon simpatías y se fueron haciendo cada vez más populares. Durante la guerra se hicieron la raza preferida por los militares y se convirtieron en los primeros perros guías.

El American Kennel Club los considera en el tercer lugar en la lista que agrupa a las 50 mejores razas, según este prestigioso club. Su lealtad, valentía e instinto guardián le ha hecho merecedor de esta distinción y es entrenado, en muchísimas ocasiones, como perro policía, perro militar y un excelente perro de rescate y búsqueda de desaparecidos.

Rin Tin Tin un famosísimo perro de una serie de tv se hizo muy conocido y acaparó el cariño de los fanáticos de estas populares series. Y ahora, en el año 2019, el adorable pastor alemán de la gasolinera acapara las redes sociales y se ubica entre las preferencias de los amantes de los caninos, debido a su solidaridad y lealtad con su dueño, al acompañarlo en la fila de una estación de servicio mexicana para comprar el combustible que escaseaba.

Con este hecho se comprueba que son dóciles y fáciles de entrenar, y que solamente los que han sido criados con malas prácticas tienen mayores posibilidades de ser agresivos, antisociales y nerviosos. Max se ganó el corazón de todos con este bonito gesto.