Sociedad

Calidad, comodidad y buenos resultados en solo producto

Calidad, comodidad y buenos resultados en solo producto

Publicado: 8 de febrero de 2019 20:54 (GTM+2)

Las toallas desechables son un producto prácticamente indispensable a día de hoy. Si buscamos su uso en el plano industrial, podemos situar que primero se utilizó en el sector hospitalario, eso sí, a una escala muy baja. Actualmente la cantidad de industrias que usan las toallas desechables barcelona es bastante grande.

Uno de los sectores que más se utilizan las toallas desechables, es la rama de la peluquería y los centros de belleza en general. Esto no siempre fue así. Antes los profesionales de  este sector solían usar las tradicionales toallas de tela, sin embargo, como ya es sabido, los tiempos que corren están marcados por los profundos cambios en las diversas industrias.

Economía e higiene en un solo producto

Como ya mencionamos las peluquerías siempre disponían de gran cantidad de toallas de tela, sin embargo, es poco común encontrar un establecimiento de este tipo que aún mantenga estas prendas para prestar servicio. La mayoría de las peluquerías usa toallas desechables barcelona. El ahorro en distintos aspectos es fundamental para que los profesionales de la materia prefieran este tipo de productos.

El lavado, secado, almacenado y el respectivo planchado, requieren de tiempo valioso y además se debe invertir cierta cantidad de dinero en servicios, que si bien no es mucha, estos gastos se agregan al coste del servicio. Con el uso de las toallas desechables todos estos gastos son cosa del pasado, con una orden de toallas la demanda queda cubierta hasta que el prestador de servicios estime necesario reponer el stock. El precio no es precisamente para asustarse, con 15.95 euros se puede adquirir un paquete de 100 unidades.

Otro punto fundamental es, sin lugar a dudas, la higiene. Aunque no lo parezca, el uso de este tipo de toallas es percibido por los usuarios como prendas de trabajo con mayor higiene que las tradicionales de tela.

Por el hecho de ser toallas desechables, quizás muchas personas pongan en entredicho la calidad de este producto, pero no hay por qué desconfiar por ese motivo. Estas toallas demuestran con creces que su calidad es muy similar a las toallas tradicionales, sus propiedades absorbentes hacen que sean ideales para el oficio de la peluquería, y lo mejor, en menor tiempo.

Es cierto que no todas tienen la misma calidad, existen diversos materiales y formas de fabricación. Gracias a la progresiva expansión de este mercado, la diversificación en tipos, materiales e incluso colores (por raro que parezca), es cada vez más amplia. Hay toallas para diversos presupuestos, la clave al momento de ordenar recae en el uso que se vaya a dar al producto. Es recomendable especificar el tipo de uso o de producto que se esté buscando con un agente de ventas de la empresa.

Son cada vez más demandadas, la industria de las peluquerías lleva cada vez más la migración total desde las toallas textiles. Las estadísticas muestran cómo desde hace 10 años esta industria ha crecido un 50%. Un crecimiento sin duda resaltante y que, si algún profesional de este oficio, aún no está convencido de hacer el cambio, la estadística anteriormente nombrada debería ser un dato a tomar en consideración.

Estas toallas desechables pueden adquirirse desde distintos fabricantes. Algunos criterios a tener en cuenta para evitar estafas con ofertas engañosas, pueden ser las ventajas que ofrecen los proveedores de cara al tipo de pedido. Algunas empresas ofrecen descuentos cuando la compra se realiza en línea, otros ofrecen transporte, también es común encontrar ofertas por cantidad de producto que se solicite, etc.

Recomendamos hacer pedidos a empresas consolidadas en este sector, evitar malos ratos muchas veces depende de no fijarse en ofertas que parecen muy beneficiosas, si parece mentira, probablemente lo sea. Contactar con la empresa y exigir datos de la misma no está de más, si lo que se quiere es comprobar la autenticidad de la firma.