Sociedad

La celebración de eventos y sus beneficios para el individuo y el grupo

La celebración de eventos y sus beneficios para el individuo y el grupo

Publicado: 13 de marzo de 2019 18:58 (GTM+2)

Hay quienes piensan que las celebraciones son una pérdida de tiempo, pero los beneficios psicológicos, espirituales y hasta cooperativos son innegables. Las celebraciones sirven para compartir alegrías, mientras que los eventos más formales pueden ser aprovechables para compartir conocimientos, solucionar problemas u otorgar reconocimientos.

Las reuniones sociales son parte importante de la vida, al fin y al cabo, los seres humanos son seres sociales y el contacto con iguales es importante. Pero, para llevar a cabo estas reuniones de manera óptima y con todos los invitados, es necesario tener en mente algunas consideraciones que hagan más ameno el ambiente.

Tipos de reuniones y sus consideraciones

La comodidad de las personas es indispensable en el momento de realizar un evento. Nadie podría pasarlo bien o prestar atención, si no tiene a disposición los medios para estar satisfecho. Por esto, la planificación es el primer paso para desarrollar un evento, fase en la que se evalúan ciertos factores necesarios para tomar decisiones.

El mobiliario es uno de los aspectos a tener en cuenta. Lo principal es definir la cantidad de personas y el espacio dónde se va a desarrollar el evento. Si se trata de una empresa, organización o familia que constantemente realiza reuniones, lo mejor será optar por comprar sillas plegables que son fáciles de guardar, ocupan poco espacio y sirven para futuras celebraciones.

Definir el tipo de reunión también es otro factor a considerar, pues de esto se desprende el tipo de decoración y la comida a servir. Las reuniones corporativas formales suelen ser las más sencillas en este aspecto, ya que no llevan decoración, sólo requieren de bebidas y algunos aperitivos. Mientras que si se trata de eventos más grandes como festivales o una gala de premios, la comida no ejerce tanta relevancia como la decoración, el mobiliario y la programación.

Puntos clave para las reuniones

  • Número de invitados.
  • Temática o decoración.
  • Mobiliario.
  • Programación y actividades.
  • Materiales o utensilios necesarios.

Las reuniones familiares como bodas, comuniones y cumpleaños, requieren de una mayor preparación, tanto en decoración, como en mobiliario y comida. Para cualquiera de estas reuniones, corporativas o familiares, existen elementos muy útiles como las barras de bar, en las que es posible poner a disposición de los invitados un servicio de catering para servir y degustar bebidas tradicionales o exóticas, según sea el caso.

Las reuniones son muy importantes y contar con los elementos necesarios para realizarlas es fácil, dado que es posible armar un stock propio que esté disponible para cada evento, con materiales como sillas y mesas plegables, así como las barras de bar.  

Temporada de eventos

En España se experimentan considerables diferencias de temperatura en todo el año. El verano tiene su período entre Junio y Septiembre, con temperaturas bastante altas y un calor abrumador, así que para estas fechas lo mejor es optar por celebraciones en espacios abiertos, ventilados o con aire acondicionado.

En el invierno se registran temperaturas bajas, pero no tanto como en otras partes del mundo. Así que de Diciembre a Marzo lo mejor es mantener las reuniones cerradas y con calefacción. Pero el tiempo perfecto que permite realizar eventos sin restricciones climáticas es en esas temporadas de transición entre la primavera y el otoño.

Estas estaciones ofrecen un clima cálido sin ser insoportable, y particularmente en primavera, que va de Marzo a Junio, donde además existen fechas importantes con días festivos que permiten más fechas para celebraciones y reuniones familiares.

Beneficios de la realización de eventos

Las reuniones permiten compartir experiencias, promueven la integración y generan sentimientos positivos. A nivel corporativo o empresarial, las reuniones y celebraciones forman la cultura de la empresa, lo que determina los valores y las costumbres de la organización, que repercuten significativamente en la producción de los trabajadores.

Por eso, las celebraciones por el alcance de objetivos, el reconocimiento a los trabajadores y las reuniones entre ellos, realizadas por la empresa, fomentan el compromiso de los empleados.

A nivel social, dicen que “una alegría compartida vale el doble y un disgusto compartido vale la mitad”. Por eso, celebrar cumpleaños, logros, fechas importantes, cenas, entre otros momentos especiales, promueven momentos para compartir.
La planificación de celebraciones y reuniones pueden dar mucho en qué pensar, pero los resultados que éstas ofrecen son beneficiosos, con una mayor conexión con familiares, amigos y compañeros de trabajo, se convierten en espacios para compartir alegrías y promover soluciones.