Sociedad

La seguridad en las empresas. Legalidad y recomendaciones

La seguridad en las empresas. Legalidad y recomendaciones

Publicado: 18 de marzo de 2019 18:45 (GTM+2)

En la actualidad, las empresas tienen el reto constante de resguardar la seguridad de sus instalaciones, información y empleados sin violentar los derechos o privacidad de todas las personas involucradas en ella. Por esto, es importante entender qué aspectos legales y recomendaciones se deben seguir para lograr mantener altos niveles de seguridad en todo sentido.

El funcionamiento de una empresa involucra la interacción de una serie de personas. A su vez cada pequeña o gran empresa (PyMES), tiene información y equipos que debe proteger y para esto establece políticas de resguardo, entendiéndose que las medidas de seguridad que se adopten no pueden molestar ni vulnerar los derechos de los trabajadores. Siendo importante entender y conocer cómo manejar este equilibrio, por lo que surgen plataformas que permiten aclarar dudas de seguridad en emprendepyme.net por ejemplo, donde se presentan reseñas sobre las estrategias que garanticen la seguridad sin afectar la intimidad de los trabajadores.

Por otro lado, el hackeo de sistemas de información, la venta de información confidencial y la competencia desleal en el mercado trajeron la urgencia de crear mecanismos de blindaje para cada empresa. Dentro de las que destacan la Certificación de identidades, la cual es una de las medidas que se asumen, además de la protección de los equipos informáticos y audiovisuales. Así como el control de los trabajadores, que debe ser permanente sobre todo en las áreas de mayor riesgo de fuga de información.

Observación constante. Conoce las restricciones para las cámaras de seguridad

La instalación de cámaras de seguridad es una decisión que debe tomarse considerando las normas legales, ya que muchas veces se trata de precaución, pero otras tantas, se debe a que hay sospechas de algún trabajador o alguna situación en particular provocada por el momento que vive la empresa.

Definido como un equipo de grabación de vídeo, y en ocasiones audio, una cámara de seguridad se instala en lugares específicos, para ser encendida con la finalidad de grabar durante la jornada de trabajo, o en tiempos de descanso o cierre.

En cuanto a la legalidad de las cámaras de seguridad, mientras éstas sólo se usen para la comprobación del buen desempeño del trabajador pueden ser instaladas, de lo contrario, se convertiría en una intervención hacia la vida privada de los empleados. Sin mencionar lo fundamental que resulta que éstos conozcan la existencia de dichas cámaras y su ubicación.

Asimismo, las leyes referentes a este tema indican que se prohíbe la grabación en espacios de aseo personal, vestidores y sanitarios. De igual manera la consulta o reproducción de las grabaciones está supeditada a la necesidad de demostración de alguna irregularidad. Por su parte, sólo personal de confianza tendrá acceso a las cámaras de seguridad, por lo que estos equipos contarán con una contraseña para evitar ser vistos por personas no adecuadas. Estableciendo que lo importante es saber usar estos equipos en beneficio de la seguridad de todos, siempre y cuando se cumplan las normas legales.

Establece las normas de seguridad necesarias. Vigila no vulnerar la intimidad de los trabajadores

La intimidad de cada trabajador dentro de una empresa es un tesoro que no debe ser tocado por ninguno de los mecanismos de seguridad y resguardo de la compañía, entendiéndose que el hablar de intimidad se refiere a la información personal de los empleados. Así como los equipos y artículos no aportados por la empresa que los empleados lleven consigo, además de aquellos datos que, a pesar de reposar en los archivos empresariales, no deben ser expuestos a la revisión pública.

Es por esto que los expertos en esta materia, destacan que la privacidad de los trabajadores debe ser cuidada por la empresa incluso más que fuera de ella, debido a que puede ocasionar problemas legales si es vulnerada. En cuanto a las cámaras de seguridad, ya quedó aclarado que no pueden usarse con otro fin que no sea el estudio del desempeño de los empleados.

Por su parte, el acceso al correo electrónico y las cuentas de las redes sociales, no está permitido a ningún miembro de la empresa, salvo autorización expresa para el empleado. Mientras que el lugar de trabajo de cada empleado y los casilleros en los que guardan sus pertenencias durante el horario de trabajo, sólo serán revisados con consentimiento bajo fuertes sospechas de delito.

De esta forma se entiende que, cada una de estas medidas buscan resguardar los intereses de la empresa sin dañar a los trabajadores. Siendo importante garantizar la eficiencia de este equilibrio, ya que así se logra que las funciones de empleados, empresa y todos los mecanismos relacionados, cumplan como debe ser.