Comunicados

¿Por qué el aceite de cannabis es tan popular en España y el resto de Europa?

¿Por qué el aceite de cannabis es tan popular en España y el resto de Europa?

Publicado: 26 de marzo de 2019 11:53 (GTM+2)

Este tipo de producto es cada vez más demandado por el conjunto de la sociedad

Sin duda alguna, el cannabis o marihuana es uno de los productos que mayor campaña de desprestigio ha sufrido a lo largo del siglo XX y comienzos del XXI por parte de los medios de comunicación. Una planta natural que está considerada como una droga de alto riesgo, pero que en su composición incluye una serie de elementos que pueden ser fantásticos para combatir dolencias y enfermedades.

Cuando por lo general hablamos de cannabis, la mayoría de las personas piensan en sus propiedades recreativas y en la gran cantidad de personas que lo fuman poniendo en riesgo su salud. Sin embargo, este concepto del cannabis está bastante alejado de la realidad, sobre todo en lo que se refiere al uso de este producto como medicina alternativa.

Cada vez más personas son conscientes de los beneficios que puede aportar el cannabis en su vida, ya que en los últimos tiempos se han publicado una serie de estudios sobre esta planta que aseguran que su principal componente, el cannabidiol o CBD, puede ser utilizado para calmar el dolor o aliviar los efectos fatídicos de algunas enfermedades crónicas.

Este hecho ha provocado que en Europa se comercialice el CBD o cannabidiol de forma natural, un producto que recibe el nombre de ‘aceite de cannabis’ y que según un artículo en el periodico.es actualmente es muy demandado entre los habitantes de Europa gracias a los excelentes beneficios que aporta.

¿Qué es exactamente el CBD o cannabidiol?

Como ya se ha comentado anteriormente, el CBD es un elemento que forma parte del cannabis y que contiene excelentes propiedades que mitigan ciertos dolores en las personas. Un producto del que la sociedad no tiene mucha información, y que en la mayoría de los casos es relacionado con el uso recreativo del cannabis que realizan muchas personas.

Pero nada más allá de la realidad, ya que aunque el cannabis para uso recreativo (en bajas dosis controladas por las autoridades sanitarias) está cada vez más aceptado en diferentes países del mundo como EEUU, Uruguay o Canadá, lo cierto es que el uso del CBD o cannabidiol poco tiene ver con este.

Y es que el CBD utilizado para generar aceite de cannabis no tiene tantos efectos psicoactivos como el cannabis puro, ya que este es tratado por expertos que persiguen una solución médica que calme el dolor en algunas personas que sufren enfermedades crónicas de difícil tratamiento. Su consumo debe estar siempre ligado a la indicación de la autoridad sanitaria pertinente, puesto que no todas las personas reaccionan igual a su uso y no es recomendable administrarlo de forma regular sin el consentimiento del médico.

El CBD con fines médicos está legalizado en algunos países donde el cannabis para uso recreativo es ilegal, lo que da buena prueba de las excelentes propiedades que contiene este elemento para las personas, sin embargo algunas naciones como Bélgica, Dinamarca, Austria, Rumanía, Holanda, Italia o España han dado un ido un paso más lejos legalizando la extracción de este elemento (de las plantas de cannabis, siempre y cuando estén cultivadas en dichos países) para su posterior comercialización.

Tal es el ‘boom’ del aceite de cannabis en Europa y países como España, que cada vez más grandes empresas invierten en cannabis para obtener grandes beneficios económicos. Por eso, no resulta extraño que cada vez más países estén interesados en la legalización del aceite de cannabis para fines médicos.

El aceite de cannabis en España

En el apartado anterior ya se ha comentado que el aceite de cannabis está respaldado por la legislación española, siempre y cuando este sea utilizado con fines medicinales. Un producto que debe seguir unas directrices concretas en cuanto niveles de THC se refiere, pero que puede ser utilizado en múltiples aplicaciones y funcionalidades.

Por ejemplo, el aceite de cannabis se utiliza para tratar algunas enfermedades como el Parkinson (evita algunos movimientos y temblores en los enfermos), el glaucoma (aumenta los flujos de sangre en el ojo para aliviar los nervios ópticos afectados) o los dolores del ovario poliquístico (alivia los fuertes dolores que algunas mujeres sufren durante el periodo de menstruación), algo que sin duda alguna aumenta de forma significativa la calidad de vida las personas.