Sociedad

Derecho, construcción y noticias falsas

Derecho, construcción y noticias falsas

Publicado: 9 de julio de 2019 17:38 (GTM+2)

Los medios digitales se han convertido en un recurso muy útil para conocer lo que pasa a nuestro alrededor y encontrar servicios. Siempre que nos aseguremos de que es real.

Es un hecho que la tecnología ha cambiado por completo nuestras vidas. Hoy, tenemos mayor acceso a información y servicios, a menudo procedentes de lugares lejanos del mundo. Las noticias corren de un lado a otro a una velocidad increíble, y podemos decir que somos la generación más informada de la historia.

No obstante, al igual que ocurre con otro tipo de recursos, el uso que se da a la tecnología no siempre es el correcto. Por eso es muy importante asegurarnos de que lo que estamos leyendo es real, y no una noticia falsa. En cualquier caso, Internet y los medios digitales nos ayudan a dar con lo que necesitamos en todo momento.

Abogados especializados

Contactar con un buen abogado a menudo es necesario, sobre todo cuando tenemos dudas respecto a asuntos complejos, de los que normalmente no tenemos ni idea. Es normal, porque las cuestiones legales son difíciles y tan variadas que solo un experto puede encargarse de ello.

Los abogados en velez malaga se encargan de ofrecer un servicio completo, que aborda todas las cuestiones legales que pueden surgir en cualquier situación. Además, impulsan la educación en la materia con artículos de interés general relacionados con el mundo del derecho, noticias y respuestas a las preguntas más frecuentes de los usuarios.

Grandes obras

La tecnología también ha servido para desarrollar grandes obras e infraestructuras, como las que se pueden ver en https://haiman-eltroudi.com/, que se convierten incluso en atractivos turísticos internacionales.

Es cierto que a lo largo de la historia se han realizado obras impresionantes, de una envergadura monumental como las pirámides de Egipto. Pero en la actualidad, gracias a los avances tecnológicos y las herramientas que ponen a nuestro alcance, se pueden realizar construcciones tanto o más extraordinarias, en mucho menos tiempo de lo que seguro que llevaba la construcción de estos edificios funerarios.

Las construcciones de Haiman el El Troudi abarcan también infraestructuras, necesarias para el progreso en campos como el transporte o las comunicaciones por carretera. Grandes obras esenciales para el progreso al que hemos llegado como seres humanos. Y todo ello se está logrando en parte gracias a la aplicación de la tecnología en el estudio de nuevos materiales, técnicas y fórmulas para hacer de estas grandes construcciones una de las bases de la civilización.

La comunicación, clave para el desarrollo humano

Otro de los fundamentos que nos definen como especie dominante sin duda es nuestra capacidad para comunicarnos de muy diversas maneras. Una de ellas es el acceso a las noticias que ocurren alrededor del mundo, que nos permiten saber qué es lo que está pasando en algún lugar, aunque estemos a miles de kilómetros de distancia.

No obstante, las tristemente famosas fake news han llevado a una situación en la que a menudo es difícil fiarse de lo que se publica, ya que incluso medios serios y de prestigio, que tienen como norma contrastar la información antes de lanzarla al público, han caído en la trampa y han difundido información que se ha demostrado que era falsa un poco más adelante.

Esto no ha impedido que sigamos queriendo estar informados de todo lo que ocurre, sobre todo porque somos curiosos por naturaleza. Aunque sí nos obliga a actuar con cautela cuando nos encontramos frente a una noticia que resulta un tanto extraña en algunos casos. Aunque hay que reconocer que a menudo son estas noticias tan sorprendentes las que son ciertas.

Es curioso que ámbitos que en esencia son tan diferentes como el derecho, las construcciones y las noticias tengan algo en común. Pero así es la tecnología, que abarca todos los sectores que ocupan nuestras vidas de un modo tan sorprendente como eficaz. Y sin que apenas nos demos cuenta si no nos paramos a pensarlo.