Sociedad

Combatir las enfermedades neuromusculares

Combatir las enfermedades neuromusculares

Publicado: 16 de julio de 2019 14:09 (GTM+2)

Las enfermedades musculares y neuromusculares están acaparando cada vez más la atención de médicos y especialistas de esta área de la medicina. Algunas no tienen cura, pero consiguen un gran alivio con la fisioterapia.

No existen dolencias que no sean tratables, y la tecnología aporta dispositivos como los electroestimuladores que mejoran y alivian los síntomas, y a la vez previenen posteriores complicaciones. Otro aspecto importante es que ayudan a mejorar la autonomía del paciente, y por ende, mejoran su calidad de vida. Enfermedades como la distrofia muscular de Duchenne o de Becker, están creando una conciencia hacia los pacientes que las padecen.

El electroestimulador muscular y sus beneficios  

El dispositivo tecnológico que estimula y activa las fibras musculares es llamado electroestimulador muscular, y su funcionamiento se basa en impulsos eléctricos aplicados directamente en los músculos. De ser necesario escoger uno, con un comparador es posible la correcta selección del más indicado, según sus prestaciones, para aliviar distintas dolencias. También destacan distintos precios que se adaptan a todos los presupuestos.

 

Este aparato envía un estímulo directo a la placa motriz que se expresa en una contracción involuntaria de los músculos, es decir, que no es producto de una orden previa procedente del sistema nervioso central. La mayoría de estos dispositivos funcionan con programas o aplicaciones integradas que se enfocan en diferentes objetivos.

Diferentes modelos según su finalidad

Hay 2 tipos básicos:

  • Los EMS, que son idóneos para el trabajo muscular, y su uso está recomendado cuando no hay ningún tipo de lesión.
  • Los TENS, cuyo diseño está pensado para el tratamiento de lesiones al aplicar una estimulación nerviosa que activa las sensaciones.

 

En cualquiera de los dos tipos, es muy importante que la intensidad de cada programa se regule correctamente, dependiendo del umbral de dolor o molestia que presente cada paciente.

Beneficios que ofrecen

Son ideales para el alivio de ciertas enfermedades, por lo que son muy utilizados para varios tratamientos y técnicas de rehabilitación. Son muy beneficiosos en el tratamiento de las patologías que involucran músculos comunes en deportistas:

Tratar el dolor

  • Estimular los músculos que están paralizados.
  • Aumentar la estabilidad y la fuerza muscular.
  • Contracturas musculares. Tratamiento y prevención de la atrofia muscular.
  • Potenciación de los músculos.

Potenciar su uso con asesoramiento profesional

Sus beneficios son potenciados cuando se utilizan con la guía y el asesoramiento de traumatólogos, fisioterapeutas, neurólogos o entrenadores deportivos especializados que conocen a fondo la constitución corporal, según las condiciones del paciente y las características de la enfermedad que adolece.

Visibilizar lo desconocido

Existe muy poca información, salvo en el ámbito científico, referida a las enfermedades y síndromes muy poco frecuentes, a las cuales habitualmente se les denomina “enfermedades raras”. Sin embargo, en portales online como todossomosraros.es, puede hallarse valioso contenido que puede significar una luz esperanzadora para los 3 millones de personas que las sufren.

La distrofia muscular de Duchenne

Entre estas enfermedades raras que afectan al sistema muscular, destaca la de Duchenne, que es una de las que más daño causa porque el paciente empeora con muchísima rapidez, al igual de la distrofia muscular de Becker. La causa es un gen defectuoso que afecta a la distrofina, una proteína presente en los músculos, y a pesar de ser de carácter hereditario se presenta en grupos familiares de personas que no tienen antecedentes evidentes o conocidos de sufrir este mal.

Afecta con frecuencia a los niños

Una de las causas de que aparezca con más frecuencia en niños es que la enfermedad es hereditaria. Los descendientes de mujeres con este cromosoma defectuoso que no muestran síntomas, tienen un porcentaje del 50% de tener la enfermedad, y sus hijas el mismo porcentaje de ser portadoras pero no sufrir el mal.

Uniendo los esfuerzos

La Federación española de Enfermedades Neuromusculares conocida como Asem, y La Federación Española de Enfermedades Raras, conocida por sus siglas como Feder, han unido esfuerzos con la Fundación Isabel Gemio y el Ministerio de Sanidad, para luchar por la mejoría de los pacientes afectados, que consiguen apoyo en la difusión de los problemas que causa esta dolencia, que ha sido motivo para realizar un telemaratón especial con el fin de recaudar fondos para este colectivo.