Sociedad

Todo sobre el nervio ciático y las formas de tratarlo

Todo sobre el nervio ciático y las formas de tratarlo

Publicado: 16 de julio de 2019 14:10 (GTM+2)

Las molestias en la parte inferior del cuerpo, como piernas, glúteos y espalda baja, muchas veces están relacionadas con el nervio ciático, y son mucho más frecuentes de lo que podría imaginarse. Son muchos los que sufren de estas molestias, sin distinción de género, sin embargo, a pesar de ser un problema tan conocido, los tratamientos no suelen ser muy efectivos.

El secreto para tratar este padecimiento no es cosa de una sola actividad, sino de un conjunto de prácticas que harán disminuir, e incluso desaparecer, estos síntomas tan desagradables.

¿Qué es el nervio ciático?

Para abordar mejor el tratamiento a los malestares que causa este padecimiento, hay que comprenderlo, conocer su función y saber qué causa este dolor, a través de https://comocurarelnerviociatico.com/ es posible acceder a toda esta información. 

Buscando la raíz de este dolor puede señalarse que de la columna vertebral salen un infinidad de conexiones nerviosas que son las encargadas de transmitir las sensaciones y emitir las órdenes a los músculos que generan los movimientos. En el caso del nervio ciático, se encarga de llevar las sensaciones de los glúteos, espalda y parte posterior de las piernas al cerebro. La salida se encuentra entre las últimas vértebras lumbares de la columna y el hueso sacro, es uno de los nervios que más áreas del cuerpo abarca, por lo que sus ramificaciones son muy numerosas.

Causas de los malestares

Este nervio, cuando sufre alguna inflamación, es el origen de varios síntomas que se sienten en la parte baja del cuerpo. La inflamación puede darse por diferentes motivos, algunos más severos que otros. En un primer caso, debido a un desplazamiento de las vértebras, un agujero raquídeo pequeño o un desvío vertebral, lo que produciría un contacto directo con el nervio y la inflamación consecuente.

Estas desviaciones a su vez, pueden producirse por malos hábitos como: sentarse en mala posición, levantar objetos pesados con movimientos bruscos o mal realizados, mantenerse encorvado, girar la cintura cuando se encuentra en una posición no adecuada y el uso de zapatos altos. En las mujeres embarazadas son comunes estos síntomas, sobre todo a partir del séptimo mes.

Se ha determinado también que el estrés laboral, sumado a pocas horas de descanso, puede traer también consecuencias en el nervio ciático, que se manifiestan como dolor en la parte superior y nalga de alguno de los lados, al relajarse el cuerpo durante el sueño.

Síntomas distintivos

Los malestares por causa de esta afección pueden ser inofensivos, pero con el tiempo pueden producir estados realmente limitantes. La sensación de hormigueo o agujetas, y adormecimiento de las piernas y glúteos es lo más inofensivo. Pero también pueden producirse dolores intensos en estas mismas zonas, al permanecer sentado o de pie, durante tiempo prolongado.

En estados más intensos de inflamación, u obstrucción de este nervio, puede producirse la pérdida de movilidad de los miembros inferiores o de algunos músculos en específico.

Tratamientos efectivos para el nervio ciático inflamado

Lamentablemente, no existe una acción definitiva que acabe con estos dolores, aunque existen algunas prácticas especializadas que pueden aliviar el dolor de inmediato. Algunas de ellas son: 

  • Masajes terapéuticos, en la espalda baja.
  • Quiropraxia, consiste en el alineamiento adecuado de la columna.
  • Reflexología, método terapéutico de masajes en puntos clave de los pies.
  • Acupuntura.

Otra forma de tratar esta afección es por medio del ejercicio físico especializado en la zona. El estiramiento diario también es una manera adecuada de comenzar, ya que permite que las articulaciones sean más flexibles y fuertes, y si se hace ejercicio más intenso o deporte, el calentamiento adecuado es vital.

La prevención es la mejor opción

Existe una serie de ejercicios especiales que ayudan a evitar el dolor y mejorar la posición del nervio, uno de ellos es el de la silla. Consiste en sentarse, colocar el tobillo encima de la rodilla, mantener esta posición durante 10 segundos para luego inclinarse hacia adelante con la espalda completamente recta, y luego hacerlo con la otra pierna.

Estas formas de tratamiento y prevención de los malestares de la inflamación del nervio ciático deben ir acompañados de buenos hábitos de postura y alimentación. Es importante no fumar y mantener un peso ideal, dado que el sobrepeso también contribuye a esta molestia. Por otra parte, sentarse adecuadamente, no permanecer durante más de 40 minutos en una misma posición, son parte de los buenos hábitos de postura.