Sociedad

La calidad, clave para la salud y el bienestar

La calidad, clave para la salud y el bienestar

Publicado: 18 de julio de 2019 17:25 (GTM+2)

Desde el estado emocional hasta algo tan vital como el agua que bebemos, la calidad es un factor que rige toda nuestra vida.

Hablar de calidad a menudo nos hace pensar en los productos que adquirimos. Y hasta cierto grado es normal, ya que cuanto mejor sea una cosa, más tiempo durará y mejor cumplirá con su función, al menos en la teoría. Aunque la calidad en realidad lo envuelve todo, y estamos toda nuestra vida buscando ser la mejor versión de nosotros mismos, tener un aspecto lo más atractivo posible e incluso contar con los mejores recursos. En definitiva, vivimos en una búsqueda continua de la calidad. Y sus efectos tienen mucho que ver con nuestro bienestar.

Calidad como emprendedores

Uno de los campos en los que la calidad afecta nuestra vida es a nivel de emprendimiento. Muchas personas sienten temor a fracasar o no estar preparadas para desarrollar determinadas labores. Algo que llega a retraer a quienes se plantean poner en marcha un proyecto.

El denominado Síndrome del impostor llega a suponer una gran carga emocional a quien lo padece. Esta situación consiste en sentir que no se tiene la calidad suficiente par estar a la altura de algo, sobre todo al convencerse de que no se es una autoridad en la materia, y que nunca se podrá llegar a ese nivel.

Afortunadamente existen expertos que ayudan a romper estas barreras mentales, superar los miedos y darse cuenta de que la calidad como emprendedor se tiene, y se puede trabajar para mejorarla. Algo que mejora tanto el estado emocional como el ser una persona realizada.

Calidad en la apariencia

Otro de los campos en los que la calidad y la sensación de bienestar son claves es en la apariencia personal. No se trata de vernos como si fuéramos un simple producto, ya que esto nos devalúa como personas, sino de buscar una versión lo más atractiva posible que nos ayude a ganar confianza en nosotros mismos.

Por esta razón hacemos todo lo posible por cuidar nuestro aspecto, como unos dientes sanos que proporcionen una sonrisa que queramos mostrar al mundo. Un pequeño pero importante detalle que puede marcar la diferencia incluso para las relaciones personales. Aparte de los evidentes beneficios de cara a la salud, porque el cuidado de la dentadura tiene mucha relación con todo el cuerpo en general.

Calidad del agua, fuente de vida

Todos los seres vivos de este planeta necesitamos agua para subsistir. Y es fundamental que sea de buena calidad, porque al agua contaminada puede llegar a ser mortal. De ahí que existan organismos centrados en el control y la conservación de este recurso, algunas de ellas dedicadas al analisis de agua potable para garantizar que es segura y apta para el consumo.

Una clara muestra de lo importante que es el agua es que vivimos en un planeta en el que más de dos terceras partes está formado por este elemento, aún más si tenemos en cuenta que también se encuentra en su estado gaseoso. Por eso es tan importante cuidar de su calidad, y tomar medidas para hacer que el agua que consumimos esté en buenas condiciones.

Por suerte, en el mundo industrializado existen sistemas de tratamiento de agua potable, que se encargan de hacer que el agua que llega hasta nosotros sea segura, limpia y de calidad. Factores que tienen como objetivo proteger la salud de la población e incluso proporcionar determinados elementos de los que a menudo se carecen, como ciertos tipos de minerales. Esto contribuye a poder disponer de una fuente de recursos con la que lograr una mejor calidad de vida.

La clave de todo

En definitiva, tanto a nivel emocional, de salud y bienestar, la calidad es fundamental. No es solo una cuestión de adquirir algún producto que nos dure muchos años, sino de mantener una vida plena en todos los sentidos, desde nuestro interior hacia el mundo.