Sociedad

¿Cómo elegir un buen ventilador de estilo retro?

¿Cómo elegir un buen ventilador de estilo retro?

Publicado: 29 de julio de 2019 15:00 (GTM+2)

Los ventiladores siempre han formado parte de nuestra vida como electrodomésticos útiles para refrescar y también como complemento decorativo cuando son bien escogidos. A propósito, ya que estamos en pleno verano, tal vez sería conveniente verificar si te hace falta un ventilador estilo retro en tu salón.

 Los ventiladores son de variados tipos, tanto en materia de estilo como de funcionamiento. Los hay que se cuelgan directo desde el techo, los de pie, los que son para colocar en mesas, etc. el caso está en que más allá de los tradicionales que tenemos en la habitación, también representan un instrumento de mucho valor para decorar.

 Dentro de la gran familia de estilos, hoy queremos enfocarnos en los ventiladores vintage. Estos se presentan con un toque antiguo capaz de imprimirle detalles únicos a cualquier ambiente. En el mercado existen versiones basadas en los detalles que se conseguían en antaño, pero también es posible disponer de algún ejemplar de los abuelos que aún esté por ahí.

 El caso es que el mercado, en su deseo inminente de complacernos a todos, presenta hoy opciones de ventiladores estilo retro que destacan por tener una estructura antigua pero cuyo funcionamiento es moderno. Por ende, pueden servir para todas las épocas del año, incluso siendo un apoyo de gran valor durante el verano.

 Ahora bien, si se va a hacer una compra lo más lógico es detenerse a pensar en cuál es el modelo que es más conveniente y no solo tomando en cuenta su estructura exterior, sino también sus características. 

Buena parte de que consideremos que hemos hecho una buena inversión radica en que seamos capaces de elegir productos de buena calidad.

 Aspectos a considerar para comprar un ventilador retro

 Si deseas acertar desde el principio con la compra de un ventilador estilo retro o vintage, debes prestar atención a cada uno de los aspectos a los que nos referiremos en este apartado.

 Lo primero es la tienda donde realizarás la compra. Como ya vimos más arriba, hoy existen modelos con estructura antigua pero cuyo funcionamiento es muy moderno. Esta clase de ventiladores están disponibles en tiendas de compras normales.

 También está la posibilidad de buscar un modelo realmente retro y, en ese caso, nuestra opción predilecta se orienta a los anticuarios. Sin embargo, esta es una opción más que todo para coleccionistas que conocen el valor de ese tipo de piezas y que pueden asegurar que su inversión vale la pena, pues son capaces de hacerla así el ventilador no funcione.

 Otro aspecto a considerar y que guarda en sí relación con el funcionamiento del producto, es la potencia que alcance el ventilador. Este aspecto se debe valorar en función al lugar donde se ubicará pues si es un espacio muy pequeño es mejor apostar por un ventilador de baja potencia porque sino consumirá mucha energía y hará ruido excesivo.

 Las velocidades también tienen su cuota de participación y vale la pena siempre que se trate de un modelo posible de regular en esta materia, es decir, con varios niveles de velocidad.

 Hay que tomar muy en cuenta la cantidad de ruido que es capaz de emitir el ventilador porque puede llegar a ser bastante desagradable si no se considera este aspecto antes de la compra. Lo ideal, como dijimos unos párrafos más arriba, es escoger en atención al lugar donde estará instalado.

 Si se trata de un ventilador de techo o de pared, vale mucho la pena revisar la dificultad para realizar su instalación y la comodidad que nos brindará su manipulación después. Por ejemplo, hay ventiladores de techo con monomando que no representan mayor problema, pero si no lo tienen, será complicado de dominar.

 Los ventiladores de estilo vintage son ideales para combinar con estilos antiguos y rústicos aunque también ponen un toque único y personal en un conjunto con piezas muy modernas. Por eso hay quienes han logrado un equilibrio en la inclusión de estos electrodomésticos en cualquier espacio.