Sociedad

El cine frente a las páginas web

El cine frente a las páginas web

Publicado: 29 de julio de 2019 14:56 (GTM+2)

Es bien sabido que una de las mayores quejas en cuanto a cultura se refiere es que cada vez menos gente va al cine.

Las razones por las que ir al cine se ha vuelto cada vez menos popular son variadas. La primera en la que podemos pensar es el precio de la entrada. Aunque ésta suele ser accesible para todo el público, la experiencia no suele reducirse a solo ver la película.
Los costos de las comidas y bebidas que se pueden adquirir en los cines son bastante elevados comparados con los de otros lugares, además de que no se puede ingresar a las salas con alimentos comprados afuera.

Otro motivo por el que ir al cine es cada vez menos recurrente es por la experiencia en sí. Habría que pensar qué es lo que se prefiere: la comodidad o la calidad. Indiscutiblemente, en líneas generales la calidad de la película en la gran pantalla es mejor que verla en casa.
El sonido en el cine en sí mismo es una experiencia. La alta calidad junto con los altavoces repartidos por toda la sala y la estructura que previene el eco, hace que sea difícil de comparar con el sonido que se puede obtener en casa.

Sin embargo, también es verdad que los televisores de alta resolución son recurrentes en las casas y la calidad de estos equipos junto con las barras de sonido y los altavoces actuales se asemejan bastante al cine.

También desde nuestro portátil, con tan sólo tener una conexión de datos a internet, podemos disfrutar de estrenos de cine para este fin de semana, como los que encontramos en inkapelis, sin necesidad de estar en casa.

La comodidad del hogar

Es indudable que la comodidad que se puede tener viendo películas en casa no se asemeja en absoluto con ir al cine, y es algo que no se puede pagar. 

Y es aquí dónde entran en juego las plataformas digitales a la par que las páginas web para ver películas online. A través de cualquiera de estos medios es posible ver la película que sea, en el momento que sea y con quién sea. Esto es gracias a páginas como inkapelis que tienen un catálogo al día con los estrenos del cine.

Este tipo de webs dan la oportunidad al consumidor de escoger entre un inmenso catálogo disponible. El cual es presentado en diversas categorías, como las últimas añadidas y las que están en cartelera actualmente.
También se puede navegar entre los diferentes géneros para explorar hasta encontrar alguna de tu agrado. 

Como añadido, las películas están valoradas por los demás usuarios, lo que hace que elegir sea un poco más fácil entre el mar de filmes. Incluso el hecho de buscar y escoger una película en sí mismo es una experiencia, así se pueden llegar a encontrar algunas que eran completamente desconocidas.

Esto permite que se pueda disfrutar de las películas del momento sin la necesidad de ir al cine. Por lo que quedarse en casa viendo películas solo, o acompañado se vuelve más tentador. 

Así se puede tener la intimidad de quedarse en casa, completamente cómodo en la cama o el sofá de la casa, y ver las últimas películas.

En este caso la experiencia es totalmente diferente. Ya no es eso de quizás ir a comer antes de entrar a ver la película, o comprar las golosinas y bebidas para en la sala.
Aquí se pueden preparar los aperitivos que apetezcan y comer libremente mientras dura el filme. Este es otro punto crucial en cuanto a ver películas en casa: la duración. Actualmente las películas duran más de dos horas, algo que puede ser un poco pesado para alguien que no desee estar tanto tiempo sentado.
Lo bueno de estar en el hogar es que se puede pausar la película para, por ejemplo, ir al baño o estirarse y reanudarla sin problemas.

La intimidad

Por otro lado, la intimidad es algo a tener en cuenta. No es lo mismo echarse sobre el sofá que estar en un asiento al lado de una persona desconocida. La ventaja de estar en casa es que te puedes acomodar como quieras y hacer lo que quieras sin preocuparte por los otros.
Esto incluye gritar en las películas de terror, reírse en las de comedia y una escena espectacular de una de acción. Se vuelve en un espacio con una mayor libertad de acción que el cine, en el que puedes estar solo o acompañado. Al estar acompañado también puedes comentar con los otros lo que ves en pantalla sin interrumpir a los demás.

La decisión radica en si quieres ir al cine como experiencia y asegurar la calidad de la película, o si quieres quedarte en casa solo o acompañado.
En ambas opciones se tiene acceso a las películas del momento, por lo que esto ya no es un impedimento si la segunda es tu opción a escoger.