Andalucía

El susánida Mario Jiménez defenestrado como portavoz parlamentario de la organización PSOE-A

El susánida Mario Jiménez defenestrado como portavoz parlamentario de la organización PSOE-A

Publicado: 29 de julio de 2019 09:31 (GTM+2)

Mario Jiménez y Susana Díaz, peces gordos de la organización PSOE-A

Mario Jiménez y Susana Díaz, peces gordos de la organización PSOE-A

Mario Jiménez, que llegó a ser vicepresidente de CajaSol sin haber cotizado en su vida en el sector privado, va a ser cesado como portavoz de la organización PSOE-A en el Parlamento de Andalucía.

Jiménez, como Susana Díaz o Verónica Pérez, es parte de una camada de dirigentes socialistas que llevan toda su vida viviendo de la política desde muy jóvenes y que tomaron parte en el ‘golpe’ susánida a Pedro Sánchez en 2016.

Tras el derrocamiento de su secretario general, Jiménez fue portavoz de la gestora de dudosa legalidad que tomó el control del partido tras la conjura que puso de nuevo a M. Rajoy en la Moncloa.

Tras la sonada derrota en las primarias y perder la Junta, Susana Díaz verá ahora como se incorporan algunos pedristas a la dirección regional del partido.

Según publica El País, el cambio de portavoz se realizará durante el mes de agosto y se estrenará en sus funciones parlamentarias en septiembre.

Mario Jiménez lleva décadas acumulando cargos dentro del partido y en las instituciones públicas llegando a ser vicepresidente de una entidad bancaria sin tener ninguna experiencia en el sector ni tener estudios superiores.

Jiménez diputado por la provincia de Huelva en el Parlamento de Andalucía desde el año 2000, Secretario general del PSOE de Huelva (2008-2012), portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía (2010-2012), presidente del Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía (desde 2010), vicesecretario general del PSOE-A (2012-2013), senador designado por el Parlamento de Andalucía (2013), vicepresidente de Cajasol, portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía (desde 2013) y Vocal y Portavoz de la Comisión Gestora del PSOE (2016-2017).

Con esta medida, el PSOE de Huelva, mayormente susánida, recibe un duro golpe que se suma a la imputación de su secretario general. Ignacio Caraballo, secretario general del PSOE de Huelva y presidente de la Diputación provincial, se sentará ante un juez ya que está imputado desde hace casi un año sin que haya dimitido ni haya tenido su gran repercusión en ciertos medios.