Sociedad

Barbacoas para disfrutar en familia

Barbacoas para disfrutar en familia

Publicado: 11 de septiembre de 2019 14:49 (GTM+2)

Tener asadores en casa es una excusa perfecta para preparar agradables comidas en familia o para reunirse y disfrutar con los amigos. No es un complemento de cocina imprescindible, pero vale la pena tener una para esos días de celebración y recreo.

La mejor elección dependerá del espacio que se disponga para instalarla y de las preferencias del usuario con respecto al tipo de cocción o la posibilidad de llevar el asador fuera de casa.

¿Dónde comprar buenas barbacoas vía online?

Dicen que la mejor carne del mundo procede de Argentina, y que por eso, son los ciudadanos de ese país los que destacan entre los mejores asadores, por ende, deben ser excelentes en la fabricación de barbacoas.

Quienes viven en España no tendrán que viajar para comprobar estas teorías, ya que es posible acceder a barbacoas-argentinas.com, donde se encontrarán diferentes tipos de parrillas directamente importadas desde tierras argentinas.  

Destacan los modelos pre-modelados, hechos con un material similar a piedra, ladrillo, o de hormigón. Estos diseños en materiales refractarios son perfectos para quienes prefieran estilos rupestres, pero sin la necesidad de construir manualmente las paredes de ladrillo, como antaño.

Por otra parte, también se pueden adquirir modelos que se puedan desplazar con armazón de metal, que son mucho más fáciles de trasladar en caso de que la reunión familiar se realice en otro lugar, algunas pueden incluir tapas para proteger las parrillas cuando no estén en uso. Es importante adquirir diseños en materiales que sean resistentes a altas temperaturas sin deteriorarse, y que sean fáciles de limpiar.

También pueden solicitarse presupuestos para ordenar barbacoas construidas a medida, para garantizar que serán instaladas sin problemas en ese rincón que se ha dispuesto para ello.

Conseguir las opciones más baratas y de excelente calidad

Poder disfrutar de un buen asado en casa no necesariamente debe ser muy caro. De hecho, muchas comidas deliciosas se pueden realizar con las barbacoas más baratas del mercado, ya que se pueden encontrar llamativas ofertas en páginas web durante las temporadas de rebajas.

En el mercado también existen algunos modelos pequeños que tienen una capacidad de cocción menor al permitir menos carne, pero que son bastante asequibles y son suficientes para reuniones pequeñas, o más grandes con un poco de paciencia.

Sólo hay que revisar bien el estado de la estructura y del metal, y que no falte ninguna pieza importante para el montaje del equipo. Los amantes del bricolaje incluso pueden improvisar parrillas con estructuras de metal y soldaduras

Tipos de barbacoas según su funcionamiento

El tipo de combustible o energía que utiliza una barbacoa es un factor importante. Por ejemplo, quienes no cuenten con un espacio exterior como terrazas o jardines, deberían considerar un modelo que funcione a gas o con electricidad, pues éstos no producen hollín ni el aroma característico de la leña y el carbón, que en un espacio cerrado puede ser molesto.

Otra ventaja es que permiten regular la temperatura de cocción, con lo que es más fácil cocinar y menos probable que la comida se queme. Los modelos eléctricos suelen ser fáciles de trasladar, pero esto no se cumple en las de gas, ya que requieren de un suministro permanente.

Con respecto a las que funcionan con carbón o leña, su gran ventaja es que proporcionan a la comida el sabor y aroma de ahumado que tanto se saborea en las carnes, son bastante potentes y cocinan con más fuerza. Por otra parte, algunos modelos a carbón también son portátiles, y no requieren de tomas eléctricas para funcionar.

¿Qué accesorios comprar?

Para una experiencia más cómoda en el momento de preparar la comida en estas parrillas, se pueden comprar algunas herramientas de cocina que no son tan caras. Por ejemplo, un brasero de mesa permitirá mantener la comida caliente, como recién hecha, mientras llega la hora de la comida o se termina de cocinar todo el menú. Los braseros pueden ser simples, tener patas plegables para almacenarlos mejor, o incluso, contar con mangas de madera para cogerlas con seguridad y comodidad.

Las pinzas para parrilla son fundamentales, para poder dar vuelta a la comida sin exponerse de cerca al calor de las brasas. Tampoco está de más, tener guantes para protegerse del calor, así como atizadores para avivar el carbón o la leña.