Andalucía

Denuncian un "genocidio" felino en Mojácar (Almería): el PP paga 40€ por gato muerto

Denuncian un "genocidio" felino en Mojácar (Almería): el PP paga 40€ por gato muerto

Publicado: 2 de diciembre de 2019 15:32 (GTM+2)

Mi gato

Mi gato

El Ayuntamiento de Mojácar, Almería, en el que gobierna el Partido Popular estaría exterminando desde hace semanas a los gatos callejeros de la localidad, según denuncian los concejales de la oposición en la localidad a medios locales.

Las primeras denuncias se presentaron en el Pleno Municipal en septiembre. En ese momento PSOE-Somos Mojácar presentó una moción "para poner solución al continuo abandono de gatos domésticos, lo que, unido a su alta capacidad reproductiva, origina colonias descontroladas de gatos vagabundos en zonas urbanas, que no son aptas para su supervivencia, ocasionando molestias y conflictos a los vecinos”.

La propuesta de la oposición tenía como intención aplicar un programa de captura, esterilización y retorno. Una solución avalada por numerosos organismos como la Asociación de Veterinarios Españoles o la Organización Mundial de la Salud.

Así, se evitaría que los gatos se conviertan en una plaga que pueda acabar con otras especies de la zona al mismo tiempo que no se acaba directamente con la vida de animales que no tienen culpa de nada.

En la propuesta las concejalas socialistas explican que "una colonia felina esterilizada juega un buen papel en el control de roedores e insectos de la zona, además de que la esterilización reduce las conductas molestas de estos animales. Por otro lado, el programa, que cuenta con una serie de protocolos sanitarios, permite que los gatos de la calle estén sanos, desparasitados, y no constituyan ningún peligro para las personas”, señalan las concejalas.

La alcaldesa de la localidad, del Partido Popular, aceptó entonces la propuesta socialista pero en lugar de aplicarla en estos términos contrató a una empresa que a la que paga 40 euros por cada gato que se lleva, y que estarían acabando sacrificados en el 99 por ciento de los casos, según denuncian desde el PSOE.

El caso, que ha generado mucha polémica en la localidad, no es comparable a lo que sucede en Australia, donde el Gobierno dio vía libre a cazadores para exterminar a dos millones de gatos.