Sociedad

5 curiosidades de los ojos de gatos

5 curiosidades de los ojos de gatos

Publicado: 3 de diciembre de 2019 18:32 (GTM+2)

Los gatos son una de las especies favoritas de las personas para tomar como mascota, esto se debe a que por sus características, son perfectos como animales de compañía. Los gatos domésticos tienen un tamaño justo para vivir en casas o apartamentos, además, tienen un carácter tranquilo y son fáciles de alimentar y cuidar.

En cuanto a su apariencia, son animales magníficos, su postura es muy elegante y tienen pelajes hermosos. Los ojos de los gatos son muy particulares, su mirada es inspiración de poetas y hay muchas curiosidades asociadas a ellos.

A continuación se van a desvelar los cinco aspectos destacables de los ojos de gatos.

El color

Los ojos de gatos pueden ser de gran una variedad de colores, pero nunca conseguirás ver un gato con los ojos negros o marrones. Esto se debe a que, sin importar la cantidad de melanina que tengan, nunca será suficiente para que el color sea negro, lo más oscuro que llegan a ser, es color cobre oscuro.

Otra característica que destaca en el color de los ojos de los gatos, es que pueden ser diferentes en cada ojo. Ésta es una condición llamada heterocromía y es considerada rara, aunque no es una enfermedad. Los gatos con ojos de colores diferentes son muy hermosos y muy buscados como mascotas.

Los ojos claros en los gatos, como el verde o el azul, se deben a una baja cantidad de melanina en el iris, de hecho, los ojos son azules cuando tienen ausencia total de melanina.

Otra curiosidad es que todos los gatos tienen los ojos azules en el momento de nacer, esto se debe a la inmadurez del órgano que todavía no ha incorporado la melanina. En el transcurso de los meses, los gatos adoptan el color definitivo de ojos; si al año todavía son azules, es probable que se queden con ese tono.

La pupila

Los gatos tienen la pupila con forma vertical, también llamada pupila rasgada. Esta característica la han ganado los gatos con la evolución. Los gatos son felinos y cazadores nocturnos, por lo tanto, necesitan ver en la oscuridad, las pupilas verticales les permiten una dilatación más amplia y, por lo tanto, aprovechan mejor la luz.

La pupila vertical es parte importante de la llamada mirada felina, esta mirada enigmática y penetrante es parte de la personalidad de los gatos y les da un aire elegante y misterioso que cautiva a todos.

La vista

Los gatos tienen muy buena vista, lo cual es muy bueno para cazar. Además, tienen la habilidad de enfocar selectivamente a un punto que les interese y obviar todo lo demás, permitiendo el acecho de presas de manera efectiva.

Otra característica de la vista de los gatos es que pueden ver a color, esto se debe a que en su retina tienen conos además de los bastones. De esta manera pueden distinguir la mayoría de los tonos, especialmente los azules y los verdes.

Los párpados

Los gatos tienen un tercer párpado en los ojos, en realidad es una especie de membrana delgada que se mueve sobre el globo ocular. Este tercer párpado tiene como función lubricar el ojo.

Es importante que los dueños de gatos sepan que esta membrana permanece oculta siempre, es decir, el gato no la muestra en su conducta normal. Si la membrana es visible es señal de algún traumatismo o alguna infección, por lo que, hay que consultar al veterinario.

Ojos que hablan

Los gatos tienen un lenguaje corporal muy particular y gran parte de esa comunicación es a través de los ojos. Se dice que los gatos “hablan” con la mirada porque pueden expresar emociones con ella.

Los dueños de gatos aprenden a interpretar estas miradas y pueden actuar de acuerdo a ellas:

  • Los ojos muy abiertos pueden significar curiosidad y se presentan cuando están explorando a una persona extraña.
  • Si por el contrario tienen los ojos entre, cerrados o ligeramente cerrados, es porque están relajados y se sienten cómodos con quien los está acompañando.
  • Las pupilas dilatadas son señal de que el gato se siente amenazado, si además tiene la mirada fija, es mejor alejarse de él. Pero esto no es común, los gatos suelen ser muy sociables y se adaptan perfectamente a la vida con sus dueños.