Sociedad

Karts a pedales para pequeños y grandes

Karts a pedales para pequeños y grandes

Publicado: 3 de diciembre de 2019 18:28 (GTM+2)

Los juguetes no sólo divierten a los niños, sino que ayudan a desarrollar su habilidad motriz y hasta sus emociones. Los automóviles para los niños y las muñecas para las niñas pueden ser una premisa tradicional aún en algunas culturas, pero en la actualidad, jugar con karts es posible tanto para ellos como para ellas.

Los coches a pedales son un extraordinario regalo para los más pequeños de la casa, incluso para los que están dando sus primeros pasos, existen tantos modelos como adaptaciones para todas las edades. En Europa, este tipo de juguetes deben estar certificados y cumplir con las normas de seguridad internacional.  

Diversión en cuatro ruedas

Para muchos niños, los juguetes son una representación a pequeña escala del mundo de los adultos, por lo que encuentran muy divertido tener su propio automóvil desde pequeños. Un mágico coche con motivos de Spiderman, Rayo McQueen o de las princesas de Disney, serían solo el inicio de una gran aventura, donde la imaginación de los pequeños rodará a la velocidad de estos prácticos minivehículos.

Sin duda, los niños amarán este juguete, los karts a pedales son excelentes para pasar un rato diferente al aire libre, hacer deporte y entretenerse. Lo mejor es que no solo será un regalo para los niños, sino que seguro el resto de la familia también se divertirá con este tipo de juguetes, que son tan resistentes que hasta los adultos pueden usarlos.    

En el mercado existe una gran variedad de modelos y precios de coches a pedales. Pueden conseguirse diseños desde los 90 euros, aunque habrá que consultar a los expertos para elegir el que más se adapte a lo que cada cliente busca y a su presupuesto. Hay modelos de karts baratos que siguen siendo funcionales y de calidad.

Características y ventajas de los karts a pedales

Estos juguetes resultan más estables que las bicis, lo que aporta seguridad al pequeño piloto y deja más tranquilo a sus padres, ya que los niños tienen menos posibilidades de caer y lastimarse.

Pueden utilizarse dentro de las casas, pero lo mejor será disfrutar de ellos en exteriores. Lo que sí es seguro es que dentro o fuera, los karts a pedales afinan las destrezas motrices de los más pequeños, e incluso la de los adultos.

Obsequiar con un automóvil de este tipo puede ayudar a formar conciencia vial desde la infancia, ya que los pequeños aprenden las normas básicas que todo conductor debe saber cuando está frente al volante.  

Los fabricantes reconocidos tienen como prioridad trabajar en diseños que tengan asientos alargados y un tanto inclinados, para que se adapten a cada conductor, sin necesidad de hacer mayores ajustes.

Los adultos también pedalean

Los juguetes no son exclusivos para niños, los más grandes de la casa también pueden divertirse en un kart de pedales, ya que algunos soportan hasta 120 kilogramos. Tienen freno a contrapedal y la estructura no es de plástico, como los utilizados por los niños, sino de metal. Pueden alcanzar velocidades acordes con la fuerza de una persona mayor.   

Hay unos para uso profesional fabricados para hacer carreras, aunque la mayoría lo usan como un transporte funcional y práctico para trasladarse a zonas cercanas o salir a dar un paseo. Otra ventaja que los convierte en los preferidos de los mayores, es que son de fácil mantenimiento y ecológicos, en comparación con un automóvil tradicional.

Aspectos a tener en cuenta para una buena compra

  • A la medida. Los karts a pedales están diseñados para diferentes edades, de manera que sean más seguros y ergonómicos para su futuro dueño.
  • Estándares de calidad. Hay cientos de opciones en las tiendas, pero habrá que dejarse asesorar para elegir, no solo el más bonito, sino el diseñado con materiales que cumplan con las normas de seguridad, especialmente en lo que respecta a no utilizar nada tóxico para los niños. Los hay con neumáticos de goma maciza e inflables.   
  • Accesorios básicos. Un buen kart a pedales para niños debe tener un banderín de seguridad, una barra de empuje, pedales antideslizantes y asientos ergonómicos.  

Lo primero que hay que valorar antes de adquirir este tipo de vehículos será el modelo, las características, el uso que se le dará y la calidad del fabricante, mucho más si se trata de un regalo para los hijos. Los precios siempre serán variados, pero sin duda, no faltarán opciones que sean asequibles para cada comprador. Lo ideal es asesorarse con los expertos y decidirse por el mejor modelo.