Andalucía

La taberna sevillana 'El Corto Maltés' cierra tras 25 años de actividad

La taberna sevillana 'El Corto Maltés' cierra tras 25 años de actividad

Publicado: 2 de enero de 2020 10:53 (GTM+2)

El propietario del local pretendía multiplicar por cinco el precio del alquiler y la empresa no puede asumirlo

Taberna El Corto Maltés, situada en el centro de Sevilla

Taberna El Corto Maltés, situada en el centro de Sevilla

La taberna 'El Corto Maltés', una de las más conocidas del centro de Sevilla, cerrará hoy sus puertas tras no haber acordado con el propietario del local, situado en la Alameda de Hércules, un nuevo precio para el alquiler.

El dueño de la superficie pretendía que los inquilinos pagasen una mensualidad ajustada al precio actual del mercado, lo que supone un incremento de hasta cinco veces en la cuota que venía pagando la empresa.

A través de las redes sociales desde 'El Corto Maltés' acusaron al propietario del local de ser un especulador y de no aceptar ninguna contraoferta para mantener la emblemática taberna en la tradicional esquina en la que hasta hoy se encontraba.

El comunicado decía lo siguiente:

"El 14 de octubre pasado mediante un frío burofax, la propiedad nos comunicó que a partir del 1 de enero no nos renovaban el contrato. Algunos me preguntáis si no se puede hacer nada, creedme que lo he intentado todo creyendo desde el principio que era una estrategia meramente especulativa. Nunca obtuvimos respuesta a nuestras ofertas hasta que el pasado 19 de diciembre, ya sin poder de reacción alguno, no quedaba tiempo, nos comunicaban que ya tenían otro inquilino y, por aquello de tener nosotros la primera opción, la oferta era el quíntuple de lo que pagábamos, es decir, inasumible de todas todas".

Por su parte, el propietario del local, Francisco Gutiérrez, se ha defendido en una entrevista para el diario ABC en el que asegura que necesita mejorar su situación económica porque percibe tan solo una pensión de 604 euros al mes, tiene 85 años y se encuentra en silla de ruedas.

Desmiente ser un especulador y explica que tiene que hacerse cargo de numerosos impuestos ligados al local arrendado que han ido incrementándose con los años.

La polémica por el cierre de este emblemático establecimiento sevillano ha sido uno de los temas más comentados en la ciudad, con numerosas opiniones en las que se pide una regulación para controlar el excesivo aumento del precio de los alquileres, algo que PSOE y Podemos prometen hacer cuando lleguen finalmente al Gobierno de España.