Sociedad

Consejos sobre cómo dejar el alcohol

Consejos sobre cómo dejar el alcohol

Publicado: 20 de febrero de 2020 17:56 (GTM+2)

El alcohol ha formado parte de la vida social y cultural del ser humano durante siglos, el problema es cuando los excesos en su consumo suelen causar problemas en la familia, con los amigos, e incluso consecuencias fatales como accidentes de tráfico e intoxicaciones etílicas.

¿Cuándo se debe considerar a una persona como alcohólica?

Primeramente, hay que hacer una distinción entre lo que es la adicción y el consumo.

Cuando se trata de un consumidor, por lo general, tiene la suficiente voluntad y autocontrol para dejar de consumir alcohol en algún momento. Por otra parte, el adicto es una persona enferma, alguien que tiene una disfunción neuronal o enfermedad mental crónica y progresiva si no se trata.

Cuando una persona deja que el alcohol controle su vida, no tendrá control de sí mismo. Quizás en algún momento dice que “dejará de beber”, pero siempre sucumbirá a la bebida.

Lo anterior significa tener una vida ingobernable, que se desmorona en todo ámbito, familiar y laboral, aunque no sólo el problema trae consecuencias mentales y emocionales, sino también físicas. De hecho, se afirma que el cuerpo de la persona se vuelve tan anormal como su propia mente.

Lo peor del caso es que vivimos en una sociedad en la que se le ha restado importancia al consumo de alcohol, debido a las connotaciones culturales y sociales, sin tener en cuenta que un consumidor frecuente puede afectar a todo su entorno.

El saber como dejar el alcohol sigue siendo un gran problema para muchos en la sociedad, ya que hay intereses comerciales y políticos de por medio.

Resultan alarmantes los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud, en los que se registra que tres millones de muertes en el mundo son a causa del consumo indiscriminado de bebidas alcohólicas, es decir, que el 6% de las muertes son debido al abuso de esta sustancia, sin mencionar que el alcoholismo también puede ser causante de unas doscientas enfermedades más.

¿Cómo saber detectar una adicción?

Pues todo empieza por la necesidad de consumir más alcohol en cualquier momento del día, es decir, el individuo no tiene autocontrol, no tiene equilibrio físico, y piensa y habla de modo incoherente.

También el sentido del tiempo se altera y pasa fácilmente por distintos estados emocionales y cambios de humor. Además, la persona es insegura en sus relaciones sociales aunque suele ser prepotente y tiene baja tolerancia a la frustración.

Otras señales son tener una alta tolerancia al consumo de alcohol y presentar algunos síntomas de abstinencia, algo que explicaremos más adelante. En definitiva, al ser adicto se pierde la calidad de vida y se destruyen las relaciones familiares y sociales.

¿Sabes lo que es el sindrome de abstinencia alcoholica? Es importante destacar que el alcohol tiene un efecto depresivo en el sistema nervioso central del individuo, de manera que cuando se reduce la dosis, se sufre de un cuadro clínico que suele repetirse en este tipo de personas, como el insomnio, náuseas y vómitos, hiperactividad, temblor en las manos, agitación, convulsiones y ansiedad, entre las más destacadas.

Esto se debe a que el alcohol altera la estructura cerebral, afecta a los neurotransmisores y la función de algunas proteínas. El síndrome de abstinencia crónica puede variar de un paciente a otro y algunos presentan todos los factores mencionados, y otros, dos o tres de ellos.

¿Cuáles son los primeros pasos para superar esta enfermedad? Pues el primer paso es pedir ayuda a profesionales del sector. Te ayudarán a lograr un período de abstinencia que consiste en realizar la desintoxicación de la droga bajo seguimiento médico. Posteriormente se debe seguir un tratamiento  terapéutico para recuperarse a largo plazo, pero es una condición importante que el individuo trabaje en todos los ámbitos de la vida para que sea una persona con valores y principios, siendo éste el comienzo de su recuperación.

Sobre todo, enfocarse en los cambios cognitivo-conductuales (modificar hábitos, conductas y pensamientos) son importantes para evitar recaídas, y para que sea plenamente consciente de que al alcohol no solo daña física y mentalmente, sino que hace daño a todas las personas que nos rodean.