Sociedad

Los mejores secretos que puedes aprender en un curso de maquillaje

Los mejores secretos que puedes aprender en un curso de maquillaje

Publicado: 17 de abril de 2020 17:46 (GTM+2)

El maquillaje es nuestra linda portada de presentación, un look no estará completo y bien definido si no tenemos el maquillaje adecuado. Y si no eres muy hábil con los pinceles y siempre tienes las líneas de los ojos dispares porque no sabes usar el delineador, es hora de que pienses en hacer un curso de maquillaje.

Si por el contrario, tienes esa habilidad innata, pero deseas perfeccionar las técnicas de maquillaje, no puedes perderte la oportunidad de aprender todo lo que tiene para ofrecer Noelia Fuentes make up artist. Ha colaborado con fotógrafos y ha formado a más de 100 profesionales. También ha trabajado con modelos y marcas de nivel nacional e internacional. 

Aprovechar esta oportunidad te permitirá aprender muchos secretos y aquí queremos desvelar algunos de ellos, con la certeza de que querrás saber más. Recuerda que entre la teoría y la práctica se hace el maestro. 

Secreto #1: invierte en buenas herramientas

Las herramientas y productos de maquillaje son tan importantes como las habilidades, así que no caerá mal gastar algo de dinero en ellas. Si tienes pinceles mediocres, productos de segunda, pero una habilidad promedio, con solo mejorar la calidad de tus pinceles y usar mejores productos, el resultado será notablemente superior.

Por lo tanto, si deseas aplicar un maquillaje profesional, debes hacer lo mismo que hacen los profesionales: usa brochas y pinceles adecuados para cada aplicación. 

Te mostramos algunos de los pinceles básicos que debes tener: 

  • Una brocha para la base. 
  • Un cepillo corrector.
  • Brocha para los polvos. 
  • Cepillo para rubor o colorete.
  • Un pequeño pincel útil para mezclar.
  • Un pincel para sombras.
  • Un cepillo angular para precisión.
  • Un pincel de labios. 

Secreto #2: aplica la base de acuerdo al tipo de piel 

En los cursos de maquillaje en Malaga podrás tener más claro cuál es la forma correcta de aplicar la base del maquillaje de acuerdo al tipo de piel. Por ejemplo, las especialistas aseguran que para quienes tienen una piel grasa, lo más recomendable es aplicar la base con una esponja húmeda, ya que la mayoría de estos productos contienen aceites en su fórmula para brindar una mejor cobertura. Sin embargo, usar esta esponja permitirá que obtengas una buena cobertura, pero sin el brillo. 

Secreto #3: mejora la forma de tu rostro

Contornear es el arte de sombrear y resaltar. Cualquier zona que sea más clara que el tono de la piel, hará que ésta sea más prominente, mientras que una zona más oscura hará que se retraiga. De esta forma es como se puede alterar el rostro. 

  • Explicamos con un ejemplo: si tienes la cara redonda y quieres hacerla parecer más ovalada, lo que debes hacer es aplicar un bronceador de uno o dos tonos más oscuros que el tono de tu piel, en forma de 3 a todo lo largo de tu cara (en tu sien, en el hundido de tus mejillas y en tu barbilla). 
  • Otro ejemplo: si tienes la frente prominente, debes aplicar sombra alrededor del borde exterior de tu frente, a lo largo de la línea del cabello, para luego minimizar el área con bronceador.

Secreto # 4: destaca tus ojos cambiando su forma

El mismo secreto que usamos para el rostro podemos aplicarlo en los ojos. Si tienes los párpados caídos, los ojos estrechos o muy pequeños, puedes usar los mismos conocimientos de luz y sombra para cambiarlos.

Para añadir definición puedes pasar un bronceador que sea ligero a través del pliegue del ojo. A medida que avanza nuestra edad, el área de los ojos va perdiendo elasticidad y todo no está tan bien formado como antes. Así que esta técnica es ideal para la piel madura y dar a la cara una mejor definición.  

Las chicas de ojos azules pueden usar un bronceador naranja en su pliegue para resaltar mucho más ese hermoso color. 

Secreto # 5: consigue los labios al mejor estilo de Angelina Jolie, sin inyecciones

  • Aplica la base de maquillaje en los labios. Esto ayuda a que el lápiz labial se asiente con un color más real, y además, dure más tiempo.
  • Usa un lápiz blanco (puede ser de ojos) y pásalo suavemente por el contorno natural del labio. Dibújalos por fuera de su línea natural. 
  • Delinea de nuevo, pero con el lápiz del mismo color de la barra labial. 
  • Aplica ahora el color con un pincel, con un movimiento descendente. 

Recuerda que los colores claros reflejan la luz, por lo tanto, usar colores de labios más claros dará una apariencia más completa. Los colores oscuros absorben la luz, por lo que harán que los labios se vean más pequeños o delgados.