Comunicados

¿Es mejor un horno de sobremesa o uno convencional?

¿Es mejor un horno de sobremesa o uno convencional?

Publicado: 23 de abril de 2020 15:09 (GTM+2)

El horno es uno de esos electrodomésticos que no pueden faltar en la cocina. Cada vez hay más usuarios que se deciden por un horno de sobremesa, sobre todo por el gasto excesivo que suponen los convencionales y los avances en cuanto a prestaciones que han ido ganando los hornos portátiles

Los amantes de la cocina no pueden dejar de tener un horno en casa, pues hay cantidad de platos deliciosos que solo se preparan de otra forma si se le quiere sacar todo su sabor y propiedades. Incluso aquellos a los que no les gusta demasiado cocinar, quieren contar con uno, pues no hay nada como preparar, por ejemplo, unas pizzas en el horno que solucionan cualquier cena.

El principal problema que presenta el horno convencional es el gasto que supone a la hora de instalarlo en la cocina, así como el espacio que ocupa, sobre todo si no se cuenta con una cocina demasiado grande. Es por esto que los hornos de sobremesa van ganando terreno en las cocinas de hoy día.

Ventajas de los hornos de sobremesa

Son numerosas las ventajas asociadas a los hornos de sobremesa frente a los convencionales. Para evitar los inconvenientes de los hornos de toda la vida, como su alto precio y consumo o por el espacio que ocupan en la cocina, se puede disfrutar de la auténtica comida al horno con uno de estos aparatos de sobremesa a un precio, además, mucho más asequible.

La diferencia principal de estos aparatos con los hornos convencionales es su reducido tamaño, que no necesitan instalación, y que tras su uso puede guardarse en cualquier mueble y ahorrar espacio.

En cuanto a la capacidad, los hornos de sobremesa se presentan en varios tamaños. En este sentido, el consumidor deberá valorar bien que prefiere o necesita, pues si bien es cierto que, a mayor tamaño, mayor consumo, también es cierto que se pueden preparar de una vez mayor cantidad de comida. En cualquier caso, debe ser lo suficientemente grande para poder preparar los platos que más gustan y cubrir las necesidades de los comensales habituales.

En el caso de la potencia ocurre algo parecido que, en el caso anterior, a mayor potencia, más rápido se calienta, pero más energía consume. Los consumidores deberán encontrar el equilibrio en este sentido. No obstante, el consumo depende de muchas otras características, como las opciones que incorpore el aparato y el nivel de eficiencia energética al que pertenezca el horno de sobremesa adquirido.

Estos electrodomésticos van ganando en funciones y cada vez ofrecen más prestaciones en las formas de cocción, consiguiendo la máxima eficiencia en aparatos de reducido tamaño.

Consejos a la hora de comprar un horno de sobremesa

Para todos aquellos que tengan pensado adquirir un horno de sobremesa, he aquí algunos consejos interesantes a tener en cuenta.

Potencia

Uno de los aspectos más relevantes a la hora de comprar un horno de sobremesa es la potencia del aparato. Es recomendable comprar uno que cuente al menos con 1500 vatios si no se quieren tener problemas a la hora de preparar los platos preferidos de la familia.

Material y diseño

En cuanto a los materiales con que estén fabricados y su diseño, es conveniente que sea de acero inoxidable, por ser un material bastante resistente y fiable. La puerta del horno debe ser de doble cristal para evitar posibles quemaduras. En cuanto al diseño no se tendrá ningún tipo de problema a la hora de elegir el que más guste ya que en el mercado hay un sinfín de modelos de todo tipo.

Es importante fijarse en los detalles de la puerta para elegir con acierto, pues es uno de los elementos con los que más se entra en contacto, por lo que debe ser práctica y funcional. Un aspecto en el que hay que fijarse es si tiene manija o no y la cantidad de cristales, pues a más cristales, mayor nivel de aislamiento del calor. Esto significa menos consumo de energía y menos riego de sufrir quemaduras.

Es también importante valorar su transparencia, más allá del valor estético, pues poder ver lo que hay dentro mientras se cocina evitará abrir el horno innecesariamente y la pérdida de calor. Eso se traduce nuevamente en ahorro de energía, y hace que el horno sea más eficiente.

Por último, la función de bloqueo de la puerta es realmente útil y necesario, sobre todo cuando hay niños en casa y se quiere evitar accidentes.

Temporizador y funciones de calor

Merece la pena destacar la función del temporizador. Hay que valorar, que el horno pueda programarse hasta dos horas para no tener problemas con los platos que necesitan una larga cocción.

Las posiciones de calor también son importantes, pues, por ejemplo, si cuenta con grill se podrán dorar los alimentos, o con calor arriba y abajo se podrán preparar deliciosas pizzas.

Calificación energética

Para sacarle el máximo rendimiento al horno de sobremesa, este es el apartado en el que más se deben fijar. La calificación energética debe ser del tipo A. Esta es la mejor manera de que el consumo se reduzca al máximo, por lo que no se temerá la factura de la luz por usarlo con asiduidad, además de ser los más respetuosos con el medio ambiente.