Sociedad

Pintura al óleo, ¿lienzo o tablilla?

Pintura al óleo, ¿lienzo o tablilla?

Publicado: 27 de abril de 2020 12:56 (GTM+2)

Aunque desde el Renacimiento hasta el día de hoy, el lienzo sigue siendo por su óptima conservación y su facilidad para el transporte, el soporte favorito de muchos para pintar al óleo, actualmente existen múltiples materiales y variaciones con las que podemos probar diferentes opciones. 

La madera o tablilla es hoy en día para muchos restauradores el soporte ideal, y la razón para ello es que estas pinturas se conservan durante siglos. Sin embargo, esto no se trata de una batalla, sino más bien de las preferencias de cada artista. 

A continuación, vamos a ver toda la información sobre lienzos y tablillas, cuáles son las diferencias más notables, y cuáles son las ventajas y desventajas de cada uno de estos soportes. 

Principales diferencias a la hora de pintar sobre lienzo o tablilla

Antes de empezar debemos indicar que cualquiera de estos soportes es válido, no siendo ninguno mejor que el otro. 

El lienzo es sin duda, el soporte más conocido por todos los artistas, siendo utilizado con diferentes objetivos, o bien para realizar obras con mucho detalle, o simplemente, para realizar pequeños esbozos a modo rápido. Sin embargo, la tablilla pesa poco, es fácil de transportar y el resultado es el mismo que el de reproducciones de cuadros pintados a mano en un lienzo tensado sobre un bastidor convencional. 

Los paneles de madera se pueden utilizar para realizar pequeños cuadros que en su día pueden llegar a convertirse en cuadros de mayor tamaño. La principal diferencia a la hora de pintar en tablilla es el tacto del pincel, la sensación es totalmente distinta. No es lo mismo pintar sobre lienzo tensado donde el pincel cede sobre la tela, que directamente en madera, donde notaremos que esto no sucede. 

Ambos soportes se podrán utilizar dependiendo de la finalidad del cuadro y de las condiciones, aún así no se requiere de ningún criterio técnico para su uso. Muchos cuadros al oleo por encargo son pintados sobre paneles de madera, pero también muchos lo son sobre lienzos, todo dependerá del tipo de cuadro, pero también como ya hemos indicado, de las preferencias de cada artista. 

Ventajas y desventajas de la tablilla sobre el lienzo

Muchos artistas de pintura al óleo utilizan la tablilla o madera preparada con gesso y una capa de carbonato de cal terroso, para que quede más compacta y lisa. Esta forma de crear replicas de cuadros ofrece resultados muy brillantes y naturales si sabemos sacarle partido. Para conocer mejor lo que nos puede ofrecer pintar en tablilla, vamos a ver las principales ventajas y desventajas de este soporte sobre el lienzo

Vamos con las ventajas:

  • En la tablilla podemos obtener una textura extra-suave, lo cual es necesario para pinturas con gran realismo y detalle. 
  • Gracias a su rigidez existe menos riesgo de sufrir todo tipo de golpes y abolladuras. 
  • A diferencia del lienzo, la pintura al óleo en madera tiene menos riesgo de que se resquebraje bajo condiciones de humedad o calor excesivo.  
  • Las tablillas resultan más firmes a la hora de pintar, puesto que en los lienzos, la pintura tiende a rebotar si se hace muy enérgicamente. 
  • El enmarcado también resulta más económico, ya que se puede hacer en marcos comunes como los que se utilizan para fotos. 
  • Estos soportes son muy apreciados por los pintores al aire libre, ya que no se mueven fácilmente, y además al ser delgados, facilitan su transporte.

Vamos ahora con las desventajas, cualquier madera no es apta para pintar, por eso se deben elegir aquellas que no liberen resinas y que estén completamente secas. Hay que tener en cuenta los siguientes aspectos: 

  • La textura de la tela en los lienzos hace muy fácil su aplicación, por lo que de usar tablilla es importante que esté previamente preparada, de no estarlo podría quedar tan lisa que podríamos tener dificultades a la hora de difuminar las pinceladas. 
  • Si la madera es delgada y de gran tamaño, habrá que pintarla por detrás para que no se curve, o incluso habría que fijarla en un marco para que esto no suceda. 
  • Si el soporte no ha sido bien sellado y preparado, podría absorber el aceite de la pintura, lo que no sólo haría difícil su aplicación, sino que también dejaría un aspecto opaco. 
  • En tamaños muy grandes, las tablillas podrían dificultar el transporte que en comparación al lienzo se puede sacar del bastidor y enrollar para hacer el transporte aún más liviano. 
  • Si la madera no está bien tratada y es sometida a una cantidad de agua considerable, podría haber un daño irreparable, pero si está bien entelada probablemente se pueda rescatar despegando con mucho cuidado la tela.

Como hemos visto, hay varias ventajas y desventajas con respecto a pintar retratos al óleo sobre tablilla o lienzo, pero como ya comentamos al inicio, utilizar una u otro dependerá en gran medida de las preferencias de cada artista.