Andalucía

Dimite el gerente del Hospital Virgen Macarena que prohibió las mascarillas para no generar alarma

Dimite el gerente del Hospital Virgen Macarena que prohibió las mascarillas para no generar alarma

Publicado: 13 de mayo de 2020 10:29 (GTM+2)

Tras conocerse el número de contagiados en el centro ha dicho que se va por "motivos familiares"

Francisco Merino, exgerente del hospital Virgen Macarena.

Francisco Merino, exgerente del hospital Virgen Macarena.

Francisco Merino López, Director Gerente del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, ha dimitido tras conocerse las cifras de profesionales sanitarios contagiados en su centro.

Aunque el responsable ha aludido “motivos familiares” lo cierto es que casi un centenar del personal del hospital se encuentra actualmente en aislamiento por el coronavirus.

La dimisión se produce después de que la Junta de Personal del centro hospitalario lo pidiera por unanimidad.

Varios sindicatos, entre ellos el Sindicato Médico (SMA) y Satse, Sindicato Andaluz de Enfermería (Satse) denunciaron el caos organizativo y las instrucciones del gerente que habían puesto en peligro la salud de los propios sanitarios del hospital.

En pocos días, tras la orden de no usar mascarillas para no generar alarma social, se disparó el número de contagios entre los trabajadores del centro.

Los sanitarios denunciaron, muchos de ellos de forma anónima para evitar represalias, que había además “amenazas” de los cargos intermedios si se incumplía la orden de no llevar mascarillas.
Durante esos días críticos los EPIs, equipos de protección, estuvieron almacenados bajo llave sin estar accesibles a los trabajadores.

Un total de 30.660 casos de covid-19 se han registrado entre el personal sanitario en España, un 22% del total. En Andalucía este porcentaje asciende al 30%, casi el mayor del país.

En una carta del 10 de marzo de Merino López, a la que ha tenido acceso El Confidencial, se limitaba el uso de los equipos a las zonas de enfermos covid-19 o en estudio quedando Urgencias y otras áreas expuestas.

Los cargos intermedios colgaron carteles, mientras el virus ya estaba en el hospital, que ordenaban no usar mascarilla “para no generar alarma social”.

La Junta de Andalucía a través de su Consejería de Salud ha admitido que, de un total de 5.337 trabajadores del hospital, había 125 profesionales infectados, 37 de baja y 88 de alta, añadiendo que están realizando “un estudio para definir los distintos factores de riesgo tanto a nivel colectivo como individual”.

Hace unos días el sindicato UGT denunció la entrega de mascarillas caducadas a los profesionales sanitarios en Andalucía con la fecha tachada.