Comunicados

Cómo cuidar los vehículos durante el confinamiento

Cómo cuidar los vehículos durante el confinamiento

Publicado: 18 de mayo de 2020 09:00 (GTM+2)

España lleva en estado de alarma desde mediados del mes de marzo. En una de sus últimas apariciones ante los medios, el presidente Pedro Sánchez reconoció que esta situación se va a prorrogar hasta el día 9 de mayo, aunque desde el día 27 de abril los niños podrán salir a la calle en determinadas circunstancias.

Cuando finalice esta situación, la vuelta a una nueva normalidad no va a ser inmediata, pues tras al menos dos meses de confinamiento, el letal coronavirus seguirá muy presente en nuestro país. La cuarentena nos está obligando a cambiar nuestro modo de vida y eso incluye también un trato diferentes con los vehículos.

Si los coches también están en cuarentena, ¿cómo hay que mantenerlos y cuidarlos para que la limitación de la actividad no suponga un problema añadido cuando la normalidad se recupere?

El confinamiento es sinónimo de reducción de desplazamientos

Durante esta primavera, toca quedarse en casa. Salvo aquellas personas que no tienen más remedio que salir a trabajar o utilizar el vehículo por motivos de urgencia y necesidad, el resto debemos dejar aparcados los vehículos durante este periodo.

Esto obliga a mantener una serie de cuidados que vendrán bien para que el coche sufra lo menos posible en tiempos de cuarentena. De lo contrario, cuando todo vuelva a la normalidad, podremos llevarnos una sorpresa desagradable.

En materia de inspecciones, Tráfico ha establecido un permiso con el que los vehículos que tenían que someterse a este control obligatorio para seguir circulando, puedan aplazar la inspección hasta que pase el confinamiento.

Las autoridades del Gobierno, especialmente el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y su equipo, han comentado ya en alguna intervención ante los medios lo que ha supuesto el estado de alarma en materia de reducción del tráfico rodado.

Los elementos del vehículo que requieren más atención

Cuando un coche pasa unos días sin ponerse en funcionamiento, el primer elemento que se resiente siempre suele ser la batería, especialmente si esto ocurre en temporadas de bajas temperaturas y el vehículo "duerme" en la calle.

La crisis del coronavirus ha estallado en España ya con la primavera llamando a las puertas, por lo que las bajas temperaturas no son un problema de especial gravedad. No onstante, las baterías sí pueden seguir sufriendo achaques, sobre todo en los casos en los que ya estuvieran previamente gastadas o si el coche ya acumula barios años.

Dependiendo de su estado, la batería del coche puede quedar inutilizada en un mes. En los coches antiguos se recomeinda desconectar el borne negativo para que no pierda carga. Para vehículos modernos, que son más electrónicos, lo mejor es no hacer esto, utilizar un mantenedor de batería y arrancar el coche mínimo una vez a la semana.

Los neumáticos son otra parte del vehículo que hay que cuidar cuando está en marcha y cuando está totalmente paralizado. Las ruedas no debena apoyarse siempre en el mismo punto, porque se pueden deformar. La solución pasa por mover el coche ligeramente cada poco tiempo, basta con unos centímetros, y mantener la presión adecuada o un poco por encima de lo recomendado.

En los vehículos, una buena elección de los neumáticos es clave para garantizar la seguridad al volante. Todavía quedan unas semanas de curentena, pero cuando vuelvan los desplazamientos masivos, no debemos olvidar que este elemento es el único que sirve de contacto entre el vehículo y la carretera, de ahí la importancia de cuidar este aspecto.

Con respecto a los líquidos, es también fundamental conservarlos todos en el nivel adecuado, para saber cuando se haga uso nuevamente del vehículo si todo está en orden. Si se prevé no utilizar el vehículo durante un largo periodo de tiempo, el depósito de la gasolina deberá estar al menos por la mitad, pues cuanta menos hay, más rápido se evapora. Si ese periodo de tiempo es de meses o años, lo adecuado es que el depósito no tenga apenas combustible, pues puede acabar pudriendo el depósito.

El cuidado por el estado de los vehículos, tanto en limpieza como en mantenimiento, es un fenómeno que recibe un nombre, el detailing, del que ya hablamos en Digital Sevilla.

La normalidad tras el coronavirus

En la actual crisis sanitaria por el coronavirus, que está afectando a todo el planeta, todos los sectores están trabajando para recuperar su actividad una vez la pandemia esté controlada. La ausencia de vacuna impide que esta normalidad sea total hasta que no pasen unos meses y quien sabe si años.

Desde la industria automovilística son conscientes de esta realidad, y esta situación no hace más que demostrar que la necesidad de una industria más sostenible es cada vez más evidente. Un ejemplo de esta práctica es Michelín, que trabaja para conseguir una nueva tecnología para reciclar neumáticos con la intención de generar menos impacto en su actividad económica.

Un tema que es harina de otro costal es cómo está impactando la crisis sanitaria a al economía y cómo sectores tan relevantes como la automoción podrán recuperarse de esta situación. Si todo apunta hacia un estilo de vida más sostenible, los actores del sector deben introducirse en esta nueva filosofía.