Andalucía

Mueren atropellados tres linces ibéricos en una semana

Mueren atropellados tres linces ibéricos en una semana

Publicado: 28 de mayo de 2020 13:24 (GTM+2)

La Junta ignora a las organizaciones ecologistas y planea ampliar la carretera de acceso a la aldea de El Rocío

Imagen ilustrativa de la actitud del Gobierno de la Junta de Andalucía ante el lince ibérico y las carreteras

Imagen ilustrativa de la actitud del Gobierno de la Junta de Andalucía ante el lince ibérico y las carreteras

Un lince ibérico macho de edad adulta ha muerto atropellado en la carretera A481 a la altura del término municipal de Villamanrique de la Condesa, según ha detallado la Junta de Andalucía.

Se trata de la tercera muerte de esta especie en peligro de extinción en la última semana, siempre en las inmediaciones del Parque Nacional de Doñana y por atropellos. Los otros dos casos se produjeron cerca de la aldea de El Rocío, en la carretera N-438 que une las localidades de Bollullos y Matalascañas, y el tercero también en el término municipal de Villamanrique de la Condensa, concretamente en la carretera que conecta con Hinojos.

Estos tres fallecimientos de lince ibérico han causado conmoción en los grupos ecologistas como WWF y Ecologistas en Acción que han publicado un comunicado conjunto en el que consideran que es "inexcusable dar prioridad a las actuaciones para permeabilizar las carreteras, con el fin de conciliar la circulación de los vehículos y la vida silvestre en Doñana”.

El Gobierno de la Junta de Andalucía, por su parte, no parece hacer caso a las críticas de los ecologistas ya que recientemente la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, anunció la licitación del proyecto de ampliación de la carretera entre El Rocío y Matalascañas, algo que ha enfadado a las dos organizaciones ecologistas que anuncian que solicitarán que "se informe con carácter urgente” sobre dicho proyecto.

El plan del Gobierno andaluz, conformado por PP y Cs con el apoyo de la extrema derecha (Vox), supondrá, según ambas organizaciones, "un efecto llamada” para el vehículo privado junto “a un efecto barrera para la fauna en sus desplazamientos incrementando el riesgo de atropello de animales, que van a suponer un impacto negativo en Doñana”.