Andalucía

La Asociación de Hosteleros de Sevilla calcula que al menos 500 bares "no reabrirán"

La Asociación de Hosteleros de Sevilla calcula que al menos 500 bares "no reabrirán"

Publicado: 2 de junio de 2020 08:50 (GTM+2)

De los 4.500 que hay en la ciudad han abierto sus puertas 2.000 en la fase 1 y 2

Antonio Luque, presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla y Provincia, estima que unos 500 bares de la capital andaluza no abrirán por la crisis causada por el coronavirus.

Durante una entrevista en Canal Sur, Luque afirmó que de los 4.500 bares que hay en la ciudad, cerca de 2.000 han reabierto pero teme que más de 500 no levanten sus persianas.

El representante de los hosteleros sevillanos señaló que 600 habían abierto durante la primera fase y que 1.200 lo hicieron en la segunda, pero augura que muchos no aguantarán la situación generada por la pandemia.

“Ojalá se quede en esa cifra, pero pensamos que se va a doblar. Necesitamos el movimiento entre provincias y es muy difícil mantener así un negocio. No sé cómo vamos a pasar estos meses que vienen que no son de temporada alta”, añadió.

Luque detalló que el sector vivía un “momento dulce” en la capital andaluza ya que 2019 fue “un año muy bueno con muy buena gestión turística del Ayuntamiento, con muchos eventos agregando que “muchos hosteleros han hecho inversiones bárbaras con alquileres desproporcionados” algo que genera “preocupación y miedo”, con “muchos alquileres que no se han podido negociar con el dueño e incertidumbre por los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE)”.

“Estamos a una con el Ayuntamiento para intentar buscar remedios, como la ampliación de las terrazas”, señaló mientras pidió a los vecinos, partidos políticos y hosteleros que estén “más unidos que nunca y ayudarnos mutuamente a salir de esto" y no tener que tomar medidas como "cierres o despidos de personal”.

Cabe señalar que algunos bares y discotecas de Sevilla han abierto incumpliendo la normativa. La terraza Casino fue desalojada, precintada y denunciada por la Policía Local al abrir sus puertas sin tener permiso para ello y fue clausurada el pasado domingo a las 3:00 horas de la madrugada.