Andalucía

Cancelan una inversión de 15 millones para construir una embotelladora de agua en Antequera

Cancelan una inversión de 15 millones para construir una embotelladora de agua en Antequera

Publicado: 18 de junio de 2020 17:56 (GTM+2)

El alcalde acusa al PSOE andaluz de haber tumbado la iniciativa con una campaña de desprestigio

El alcalde de Antequera, Manuel Jesús Barón Ríos, explicando lo sucedido en una rueda de prensa

El alcalde de Antequera, Manuel Jesús Barón Ríos, explicando lo sucedido en una rueda de prensa

La construcción de una embotelladora de agua en la comarca de Antequera ha sido cancelada ante una campaña de oposición al proyecto alentada por varios alcaldes socialistas de pueblos de la zona. Esto ha causado una gran polémica debido a que los mismos que han impulsado la campaña contra la construcción y explotación de esta planta fueron los que autorizaron el proyecto hace diez años, cuando era el PSOE el que gobernaba en la Junta de Andalucía.

La inversión ascendía a 15 millones de euros y pretendía generar unos 100 empleos, según ha detallado la empresa Domago SL, que había proyecto la construcción y explotación de las instalaciones. La compañía contaba con todos los papeles en regla para comenzar la construcción pero han decidido cancelar el proyecto ante el "daño de imagen que injustamente se le ha hecho y se continúa haciendo".

Esta decisión llega después de que varios alcaldes de municipios en los que gobierna el PSOE comenzaran a denunciar que la futura planta bebería de los acuíferos que surten a los municipios, que sufren problemas de abastecimiento prácticamente constantes.

Sin embargo, según denuncian desde el Ayuntamiento de Antequera y desde la Junta de Andalucía, ambas gobernadas por el Partido Popular, el proyecto data de 2009 y contaba con el visto bueno del Instituto Geológico y Minero de España, las consejerías de Medio Ambiente, Industria, Salud y Fomento de la Junta de Andalucía y el consistorio de Antequera, todos gobernados entonces por el PSOE.

Además, la empresa asegura que el acuífero que pretendían explotar no está conectado a la red de acuíferos que surten de agua potable a los pueblos de la zona, por lo que las denuncias lanzadas ahora desde ayuntamientos como el de Villanueva del Rosario, no tendría base.

En un comunicado la empresa dijo que "el agua de este proyecto, como consta en todos los expedientes e informes, está desconectada y no es de la que se nutre Villanueva del Rosario ni los demás pueblos adheridos a la campaña. Esto es una verdad técnica y no política. Esa agua nadie la utilizará y a nadie beneficiará sin este proyecto".

Sin embargo, desde este municipio y otros en los que también gobierna el PSOE de Andalucía lanzaron una campaña bajo el lema "el agua no se toca", esgrimiendo que esta actividad empresarial podría suponer el desabastecimiento de los pueblos de la zona.

Además, el alcalde del Ayuntamiento de Antequera ha ido un paso más lejos y denunció que la empresa ha recibido coacciones e intimidaciones, y recordó que durante diez años y mientras era el PSOE el que gobernaba en la Junta nadie criticó el proyecto. "Que estén en contra ahora...da que pensar, ¿verdad?" afirmaba en Twitter.