Andalucía

Encuentran 25 clientes escondidos en un bar "cerrado" de Alcalá de Guadaíra

Encuentran 25 clientes escondidos en un bar "cerrado" de Alcalá de Guadaíra

Publicado: 22 de junio de 2020 09:24 (GTM+2)

La Policía Local tuvo que intervenir dos veces en el establecimiento tras las denuncias de los vecinos

Vehículos de la Policía Local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

Vehículos de la Policía Local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

Un bar de Alcalá de Guadaíra ha sido desalojado en dos ocasiones por la Policía Local en la madrugada de este sábado por superar el aforo permitido y encontrar en dos salas interiores a clientes escondidos.

Varios vecinos de la localidad sevillana se quejaron pasadas las 4:30 de la mañana del alto volumen de la música de un bar de la zona ‘El Paraíso’.

La primera vez que acudieron comprobaron que tenían el volumen alto tal y como denunciaban los vecinos. Los policías procedieron a desalojar el establecimiento y siguieron con su trabajo pero las llamadas de los vecinos les alertaron de que el local seguía abierto.

En la segunda ocasión, el propietario negó que estuviera abierto y aseguró que dentro solo había trabajadores con la música baja para no molestar al vecindario.

Ante estas declaraciones del dueño, los policías decidieron inspeccionar el bar y encontraron en el almacén y una habitación con una puerta de seguridad, con 25 personas hacinadas con sus copas en las manos y sin guardar las distancias de seguridad.

Tras el hallazgo la policía de la Alcalá de Guadaíra ha denunciado al propietario del establecimiento en base a la Ley de Espectáculos Públicos de Andalucía.

Los agentes constataron que se habían escondido allí para que no multaran al propietario del bar. Tanto el gerente como los clientes han sido denunciados por incumplir el Real Decreto que regula la nueva normalidad desde las cero horas del pasado 21 de junio.

Hace unas semanas, en la ciudad de Sevilla, la terraza Casino fue desalojada, precintada y denunciada por los agentes de la Policía Local. El establecimiento, cuenta con licencia para operar como sala de fiestas y esta actividad no estaba permitida en la fase 2 de la desescalada. El cierre del local se realizó por incumplimiento de las prescripciones sanitarias de obligado cumplimiento en el estado de alarma habiendo estado abierto también la noche anterior.