Andalucía

Sancionan a una limpiadora de un hospital de Úbeda por regañar a unos directivos que iban sin mascarilla

Sancionan a una limpiadora de un hospital de Úbeda por regañar a unos directivos que iban sin mascarilla

Publicado: 29 de junio de 2020 17:45 (GTM+2)

Diez días sin empleo y sueldo por su palabras del 14 de abril, cuando murieron 567 personas en España

Una limpiadora ha sido sancionada durante 10 días sin empleo y sueldo por llamar la atención a unos directivos del hospital San Juan de la Cruz de Úbeda que estaban incumpliendo la ley sanitaria.

La empleada del servicio de limpieza advirtió a varios peces gordos del centro que no llevaban la mascarilla. Cabe recordar que el 14 de abril, cuando ella se queja a los directivos, habían muerto por covid-19 en España 567 personas en las últimas 24 horas.

El sindicato CGT de la localidad jienense ha informado que la limpiadora ha sido perjudicada “por velar que se cumplieran las medidas de protección sanitaria”.

La organización sindical denuncia que se han “atropellado” los derechos de la trabajadora “a la que ni siquiera han llamado para escuchar su versión antes de sancionarla”, según informa el Ideal de Úbeda.

Según la empresa privada, la trabajadora cometió una falta grave el pasado 14 de abril, cuando tuvieron lugar los hechos, es decir, cuando todavía el ritmo de contagios era altísimo en todo el país.

Al parecer se dirigió a la directora de servicios generales y tres miembros de la dirección con los que se encontraba en la cafetería del personal del hospital.

CGT detalla que la empleada se sorprendió “enormemente” de la actitud “poco ejemplar” de estos jefes del Hospital San Juan de la Cruz. “Todas las personas tenemos la obligación de cumplir con las normas, dar ejemplo e impedir que se expanda la pandemia” a la vez que apunta que “ponerse la mascarilla es un deber en un centro hospitalario según la normativa vigente”.

El sindicato afirma que se está atentando contra la libertad de expresión de la trabajadora y advierte de que se haya realizado “acoso y persecución sindical” contra la empleada por ser delegada del sindicato CGT.

La sanción ha sido recurrida por la organización sindical pidiendo el resarcimiento de todos los prejuicios morales ocasionados a la trabajadora que estuvo trabajando durante lo peor de la pandemia y que está de baja por depresión.