Andalucía

Francisco Serrano deja el escaño tras ser investigado por un supuesto fraude de subvenciones

Francisco Serrano deja el escaño tras ser investigado por un supuesto fraude de subvenciones

Publicado: 1 de septiembre de 2020 10:27 (GTM+2)

El que fuera candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía abandonó VOX hace unas semanas

Francisco Serrano.

Francisco Serrano.

Francisco Serrano, el que fuera presidente del grupo parlamentario de VOX en Andalucía, ha decidido abandonar su escaño.

El diputado de la ultraderecha había pasado a ser un parlamentario no adscrito tras irse del partido de Abascal y ahora deja el sillón después de que la Fiscalía del TSJA vea indicios de fraude en una subvención multimillonaria que recibió una empresa suya.

La Fiscalía Superior de Andalucía informó que había interpuesto una querella ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra el diputado al ver apreciar indicios de un presunto delito de fraude de subvenciones con relación a la ayuda estatal recibida en 2016 por la sociedad limitada Bio Wood Niebla, de la que Serrano era socio.

Serrano fue el candidato de VOX a la Presidencia de la Junta en las elecciones autonómicas de 2018 y a principios de julio comunicó su decisión de pedir su salida del grupo de la extrema derecha y el pase al grupo de diputados no adscritos.

Francisco Serrano dijo en su cuenta oficial de Twitter que abandonó el partido de Abascal “para evitar que la necesaria labor de regeneración que necesita Andalucía y que abandera Vox se vea manchada por las acusaciones de las que estoy siendo víctima. (…) No merece la pena aguantar la persecución y presión, y más sin ser un político profesional”.

Este es el anuncio que realiza Serrano en la red social que deja el escaño:

Desde el grupo parlamentario de VOX se pidió a Serrano que abandonara su escaño, argumentando que todos los cargos electos firmaron un documento en el que se comprometían a devolver el acta en el momento de abandonar la formación.

Francisco Serrano fue el segundo parlamentario que accedió a la Cámara autonómica de la mano de VOX y que ha decidido abandonar el grupo parlamentario. La primera fue Luz Belinda Rodríguez, que concurrió por la provincia de Almería, decidió a principios de año romper relaciones con el partido de ultraderecha. La diputada pidió pasar a ser no adscrita tras interponer una denuncia ante la Policía Nacional contra sus compañeros y aseveró que había sufrido “acoso laboral”.